EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Tomás Straka/A Tiempo

Historiadores aseguran que la democracia se rescata con el esfuerzo de todos

Pedro Benítez y Tomás Straka contrastan lo ocurrido el 23E de 1958 con la nueva lucha de los venezolanos por rescatar la institucionalidad en 2017 cuando nuevamente la democracia peligra ante la hegemonía chavista

23/01/2017 | 12:12 pm


Pedro Benítez, historiador

CARACAS.- El historiador Pedro Benítez, miembro de la Fundación Rómulo Betancourt y profesor en la Universidad Central de Venezuela –UCV, resaltó que, tras 59 años del derrocamiento de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez el 23 de Enero de 1958, hoy día los venezolanos nuevamente luchan por la democracia.

“Es una demostración de que las democracias siempre están en riesgo”, aseveró Benítez en el programa de César Miguel Rondón en el Circuito Éxitos de Unión Radio.

El historiador advirtió que a través del voto popular se pueden elegir a gobernantes demagogos o a tiranos que finalmente acaban con la democracia.

Recordó que Venezuela era ejemplo de democracia consolidada en un continente abatido por los regímenes dictatoriales, guerras civiles y golpes de estado. “Venezuela era un remanso de paz  y ahora es lo contrario, somos nuevamente la excepción del vecindario y no por las mejores razones”.

“La lección es que la democracia hay que defenderla permanentemente, Venezuela es la vitrina de lo que el resto de los países latinoamericanos no quieren ser”, sentenció Benítez.

Agregó que “la hegemonía chavista va para dos décadas y, sin  embargo, hay un sector de la población, de la clase media, partidos políticos y ONGs que nunca se han rendido frente a la hegemonía que trata de imponernos nuevamente una dictadura”.

Consideró que tanto los venezolanos de 1958 como los de la actualidad nunca han claudicado.

Por su parte, el historiador Tomás Straka, miembro de número de la Academia Nacional de la Historia, destacó que recordar lo ocurrido el 23E de 1958 y compararlo con la realidad venezolana en 2017 demuestra que “tenemos que seguir luchando por la democracia (…) Tal vez dormirnos en los laureles y creer que la cosa estaba resuelta, nos hizo daño y ayudó a que las cosas llegaran a donde están hoy”.

El historiador aseguró que actualmente la democracia venezolana esta secuestrada por un grupo enquistado en el poder que usó mecanismos democráticos y que hoy día no deja que la democracia funcione dejándola en manos de las mayorías la decisión de quien se queda o quien se va del poder. La democracia se rescata con el esfuerzo de todos”.

“El 23E de 1958  no fue la lucha de un solo grupo. “Hubo unas vanguardias, gente que puso más carne en el asador, gente que lo pasó peor que otras, pero en realidad Pérez Jiménez no cae por el golpe de estado, por la conspiración de unos partidos, cae por un gran frente social. “La sociedad venezolana en su conjunto se unió en un momento dado, cuando toda parecía que estaba perdido y la sociedad dijo basta y logró rescatar la soberanía popular”.

A Straka le parece irrespetuoso que muchos critiquen la supuesta pasividad de los venezolanos frente a la actual situación con “tanta gente en los calabozos pagando con su libertad por haberse parado de frente ante el poder”.

Considera que, aunque la democracia se ha desmontado en términos institucionales, no hay sido desmontada en el seno de la sociedad. “Son tres generaciones y solo hay una última generación que no vivió en democracia y que ha resultado ser igual de demócrata y, esa generación que no conoce otra cosa, demuestra que la democracia sigue viva”.

 

 

Sonia Pomenta Llaña/Unión Radio