EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Guerra comercial EEUU vs China

Guerra comercial EEUU-China se eleva a una lucha por la hegemonía mundial

24/05/2019 | 09:29 am


MADRID.-E l conflicto iniciado con la subida de aranceles por parte de EEUU a China ha transmutado en una guerra tecnológica justificada en cuestiones de seguridad nacional, tras la que los expertos consultados por Efe vislumbran una lucha por la hegemonía económica mundial con tintes de nueva «guerra fría».

Algunos analistas consideran que el hecho de que China se pueda convertir en un gigante tecnológico global a corto plazo y pueda poner en jaque la supremacía económica estadounidense ha llevado a EEUU a intervenir, prohibiendo a sus compañías tecnológicas hacer negocios con Huawei y presionando a las de otros países para que tampoco los hagan.

«Es una guerra por la hegemonía tecnológica mundial y esto en el momento actual es lo mismo que tener la hegemonía económica mundial», asegura a Efe la catedrática de la Universitat de València, la española Matilde Mas, también directora de Proyectos Internacionales Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie).

«Elegir Huawei como objetivo es ir directo a la joya de la corona de la supremacía tecnológica china», afirma Mas, que asegura que por ahora la guerra parece ganarla Donald Trump sin que esté claro «si va a mantener el pulso o simplemente tiene una finalidad estratégica para renegociar con China en posición de ventaja».

Para el profesor de la escuela española de negocios ESADE Robert Tornabell se trata de una nueva «guerra fría» en torno al desarrollo de las redes móviles del 5G en la que están en juego aspectos de seguridad y de propiedad intelectual, teniendo en cuenta la capacidad de intervención que el Gobierno chino tiene sobre las empresas de su país.

En su opinión, China también puede hacer daño a EEUU dado que es el primer proveedor mundial de tierras raras (metales necesarios para fabricar muchos dispositivos electrónicos), así como el mayor tenedor internacional de deuda pública estadounidense.

EFE