EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Gremios de empresas públicas uruguayas toman la calle por reclamos salariales

 Los gremios de varias empresas públicas de Uruguay realizaron hoy una huelga con una movilización por la principal avenida de Montevideo con el fin de reclamar la concreción de las negociaciones con el Estado en materia salarial, dijo Artigas González, portavoz de los sindicatos en conflicto

29/10/2015 | 01:10 pm


URU2MONTEVIDEO.- La huelga alcanza a las empresas públicas de suministro de energía, agua potable, combustible, telecomunicaciones, transporte ferroviario y servicios portuarios, que paralizaron sus actividades desde las 9.00 (12.00 GMT) hasta las 13.00 (16.00 GMT).

En tanto, los servicios financieros también adhirieron al paro, ya que la no presentación de las pautas salariales afecta a la banca oficial, aunque en ese sector la medida corre entre las 11.00 (14.00 GMT) y las 15.00 (18.00 GMT).

Los gremios están «reclamando» las pautas salariales del Gobierno en la negociación colectiva, que según González, integrante de la mesa sindical coordinadora de los entes autónomos del Estado, no se está llevando a cabo a pesar de las reuniones que mantienen los trabajadores con el Gobierno desde hace «dos meses».

«En realidad (solamente) nos reunimos. Negociación no hay (ya que desde el Gobierno) no presentan las pautas salariales», declaró a la prensa el sindicalista.

No obstante, el ministro de Trabajo y Seguridad Social de Uruguay, Ernesto Murro, dijo hoy en declaraciones a la prensa que desde que Uruguay retomó la negociación colectiva de los salarios en 2005 «las rondas llevaron en promedio cuatro meses y medio para alcanzar acuerdos».

«Se podrá afirmar en titulares de prensa que hay negociaciones trancadas, pero la prueba es que en rondas anteriores se demoró más», agregó Murro.

Además de los reclamos salariales, entre las reivindicaciones de los trabajadores estatales se encuentra la exigencia de nuevos ingresos de personal a los servicios públicos y el repudio a los recortes en inversiones en algunas empresas gubernamentales.

EFE