EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Goteo de votantes en centros electorales en Egipto

La participación es una de las grandes incógnitas de esta cita electoral, que tiene lugar 3 años después de que se disolviera el anterior Parlamento y sin la presencia de los Hermanos Musulmanes

18/10/2015 | 09:32 am


elecciones19EL CAIRO/ALEJANDRÍA.- Los votantes comenzaron hoy a acercarse con cuentagotas a unos colegios electorales en Egipto rodeados por miembros de la Policía y el Ejército, que protegen la primera jornada de los comicios legislativos.

A primera hora del día, en la escuela Al Qaumia al Mushtaraka, en el barrio cairota de Aguza, varios militares escudaban el centro electoral, también protegido por alambre de espino, según constató Efe.

Los soldados, armados con kalashnikov, abrieron las puertas y comenzaron a organizar la escasa cola de personas que esperaban su turno, separando a los hombres de las mujeres.

«Estoy aquí para votar, para construir el país», dijo a Efe Narguis Fawzy, una votante copta de mediana edad, que aseguró que conoce muy bien a los candidatos, aunque no desveló a cuál de ellos votaría.

Dentro de las aulas, entre murales y pósteres, las papeletas comenzaban a llenar poco a poco las urnas, una de ellas destinada a los candidatos individuales, que ocuparán 448 escaños del nuevo Parlamento, y otra a las coaliciones de partidos políticos, que se tendrán que contentar con 120 asientos.

En esas primeras horas, han sido sobre todo mujeres y hombres mayores quienes han acudido a la cita electoral, a la espera de la finalización de la jornada de trabajo (en Egipto los domingos son laborables), cuando es probable que aumente la participación.

«Desde la revolución (de 2011, que derrocó al entonces presidente Hosni Mubarak), todos sabemos que tenemos que votar; es nuestro derecho», declaró a Efe Amina Galal, una empleada estatal de 50 años que aprovechó un permiso en el trabajo para acudir a un centro electoral en el popular distrito cairota de Imbaba.

En algunos centros electorales, varios aparatos electrónicos registraron a los votantes en esta primera fase de los comicios, que se desarrollan en dos etapas y finalizarán en diciembre próximo.

Pese la modernización del registro de votantes, se mantiene el método tradicional de mojar el dedo en una tinta morada, que marca al elector para que no pueda volver a votar.

Por otra parte, en la ciudad septentrional de Alejandría, la mañana también transcurrió con tranquilidad, mientras en los cafés populares los clientes seguían la retransmisión en directo del proceso electoral en la televisión nacional.

Por su parte, el miembro de la organización noruega Red Internacional de Derechos y Desarrollo (GNRD, por sus siglas en inglés), Salam Jaled, destacó a Efe la normalidad y la calma de la jornada, así como la baja participación ciudadana.

EFE/SPLL