EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Gobiernos británico y escocés cierran sin acuerdo reunión sobre el «brexit»

09/08/2017 | 02:44 pm


LONDRES.- Representantes de los gobiernos británico y escocés cerraron hoy sin acuerdos concretos un encuentro en Edimburgo para abordar la entrega de nuevas competencias a Escocia un vez el Reino Unido abandone la Unión Europea (UE).

El primer secretario de Estado británico, Damien Green, dijo tras la reunión que las conversaciones fueron «bien», aunque admitió que «obviamente hay cuestiones» sobre las que ambas partes «ponen distintos énfasis».

El secretario del Gobierno escocés para las negociaciones sobre el «brexit», Michael Russell, calificó por su parte el encuentro como «útil», pero recalcó que, «tal como están las cosas, no recomendaremos al Parlamento escocés que otorgue su consentimiento» a las leyes para ejecutar la ruptura con la UE.

«La de hoy fue una oportunidad útil para intercambiar puntos de vista entre nosotros y el Gobierno del Reino Unido sobre el ‘brexit’ y la repatriación de poderes que involucra» la salida del bloque común, dijo Russell.

Advirtió, sin embargo, de que «si no hay cambios profundos y significativos en la legislación que se ha propuesto, lo más probable es que el Parlamento escocés vote en contra de la ley de la Gran Derogación», la norma que trasladará el cuerpo legal comunitario al Reino Unido.

Green, «número dos» del Ejecutivo de la primera ministra británica, la conservadora Theresa May, dijo por su parte que la reunión sirvió para «acordar que es necesario trabajar, en primer lugar, en los principios».

«Estamos de acuerdo en que queremos dar más competencias al final del proceso al Gobierno escocés y el Parlamento de Escocia, y estamos de acuerdo en que mantener el libre comercio en el interior del Reino Unido para impulsar la prosperidad en Escocia y el resto del país tiene que ser un importante resultado del ‘brexit», afirmó.

Las principales preocupaciones del Ejecutivo autónomo escocés en materia de competencias se centran en la agricultura, la pesca y la política ambiental, campos en los que Bruselas ejerce actualmente la responsabilidad.

EFE