EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Presidenta Dilma Rousseff. Foto: Archivo

Gobierno decide pagar deudas que motivan un eventual juicio contra Rousseff

Los pasivos se pagarán con recursos de las reservas internacionales del país y una parte menor

29/12/2015 | 05:00 am


BRASILIA.- El Gobierno brasileño decidió pagar, antes de finalizar el año, las deudas con los bancos públicos, una morosidad que el Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU) consideró como maquillaje del informe contable del Ejecutivo y dio pie para un posible juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff.

El secretario interino del Tesoro Nacional, Otávio Ladeira, indicó este lunes en la capital brasileña que los pasivos se pagarán con recursos de las reservas internacionales del país y una parte menor, como la referente al estatal Banco do Brasil, con la emisión de nuevos títulos públicos.

Se calcula que el Gobierno debe unos 57.000 millones de reales (unos 14.763 millones de dólares) a los bancos públicos, los que sin recibir esa cantidad honraron compromisos del Ejecutivo, en especial con programas sociales, lo que fue entendido por el Tribunal de Cuentas como un «maquillaje fiscal» y por eso rechazó el informe contable.

La maniobra permitió que el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, aceptara el inicio de un proceso para dar vía libre o no un juicio político con fines de destitución contra Rousseff.

Para tomar la decisión de efectuar el pago esta misma semana pesó el hecho de que el Banco Central deberá incluir esas deudas en la contabilidad de este año.

Existe, además, una previsión legal para honrar esa deuda al incluirla dentro de la meta de déficit fiscal para este año de 119.000 millones de reales (unos 30.821 millones de dólares) y en caso de incumplir el pago el Ejecutivo deberá negociar nuevamente los valores con el Congreso.

Igualmente, el Gobierno publicó en el Diario Oficial de la Unión la reducción de 24 a 6 meses del plazo para pagar las deudas con el estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), que deberá ser saldada hasta el 30 de junio de 2016, como fue estipulado por el Tribunal de Cuentas.

Paralelo al anuncio del Tesoro Nacional, Rousseff se reunió por primera vez de manera conjunta con el nuevo equipo económico de su Gobierno desde que asumieron el pasado 21 de diciembre como ministros Nelson Barbosa (Hacienda) y Valdir Simão (Planificación).

EFE