EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Tailandia/ Foto: Web

Gobierno de Tailandia acusó de injerencia a diplomáticos extranjeros

11/04/2019 | 06:54 am


Bangkok.– El Ministerio de Asuntos Exteriores tailandés ha protestado formalmente ante varias embajadas extranjeras por haber enviado a miembros de sus personales diplomáticos como observadores a la declaración en comisaría de un popular político acusado de sedición.

Thanathorn Juangroongruangkit, de 40 años , líder del partido emergente Anakot Mai («Nuevo futuro»), que aglutinó gran parte del voto contra la junta militar de Tailandia en las elecciones del pasado 24 de marzo, declaró el pasado sábado ante la policía en la comisaría de Pathum Wan, en Bangkok, tras recibir una citación policial.

Acudieron a la comisaría cientos de seguidores, decenas de periodistas y, en calidad de observadores, diplomáticos de las embajadas de Australia, Bélgica, Canadá, Finlandia, Francia, Alemania, Reino Unido, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Holanda y la Unión Europea.

El Ministerio de Exteriores envió la noche del miércoles una carta a las embajadas en la que tildaba el envío de observadores como «una acción política» y les acusaba de violar el Artículo 41 de la Declaración de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, según el cual, los diplomáticos en un país extranjero «están obligados a no inmiscuirse en los asuntos internos de ese Estado».

Días antes, el ministro de Exteriores, Don Pramudwinai, había acusado a esas embajadas de contravenir «los protocolos diplomáticos», ante lo que la legación de la UE emitió un comunicado en el que afirmaba que «la observación de vistas y de juicios es una práctica diplomática estándar en todo el mundo.»

«Este tipo de observaciones no son indicativas en ningún caso de preferencias políticas o de apoyo a actores concretos», añadía el comunicado.

Thanathorn fue acusado por la junta militar de sedición, ayudar a escapar a un sospechoso y reunión ilegal de más de 5 personas, cargos que conllevan una pena máxima de hasta siete años de prisión y están vinculados a una manifestación estudiantil en 2015 contra la Junta militar que gobierna el país desde el golpe de Estado de 2014.

EFE