EN VIVO DEPORTES



El gesto de Hamblin con D´Agostino

Las corredoras llegaron juntas a la meta y fueron clasificadas a las finales por los jueces

21/08/2016 | 01:10 pm


RIO DE JANEIRO.- Michael Phelps ganó más medallas que cualquier otro atleta, otra vez. Y luego dijo adiós, nuevamente.

Usain Bolt besó en su despedida la línea de meta luego de mejorar su legado olímpico. Simone Biles y Katie Ledecky se entregaron en medio de enormes expectativas. Una isla entera estalló en festejos tras conseguir su primer oro olímpico en una final de tenis, y un multimedallista se embarcó de regreso a casa para evitar problemas legales después de una historia de un supuesto asalto.

Y a continuación, la selección verdeamarela dio al país anfitrión el título que le hacía falta en su prestigiosa vitrina: el oro en el fútbol olímpico masculino.

Los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro no fueron perfectos. Pero brindaron momentos para el recuerdo: algunos grandes, algunos terribles y otros francamente feos.

He aquí un vistazo:

MEJOR ESPÍRITU DEPORTIVO

En el calor de la prueba de los 5.000 metros de mujeres, la estadounidense Abbey D’Agostino y la neozelandéesa Nikki Hamblin —extrañas hasta ese momento entra ambas— quedaron involucradas en una caída. Hamblin ayudó a D’Agostino, animándola a terminar la carrera. D’Agostino se desgarró un ligamento de la rodilla en el otoño y, obviamente, no pudo terminar. Hamblin finalizó última en la prueba, por lo que tampoco subió al podio.

Pero en lugar de ello, consiguieron mucho más.

«Esa chica es el espíritu olímpico», dijo D’Agostino sobre Hamblin. «Nunca la he visto antes. Como nunca me encontré con esta chica antes. ¿No es algo increíble?»

Sí lo es.

AP