EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



El cineasta Néstor Montalbano/ Foto: archivo

Fútbol, humor e invasiones inglesas en el próximo filme de Néstor Montalbano

02/01/2018 | 11:34 am


BUENOS AIRES.- El cineasta argentino Néstor Montalbano tiene entre manos una comedia histórica que une las invasiones inglesas con el fútbol, dos temas inherentes a la cultura argentina a través de lo que fantasea con los orígenes de la «identidad de un pueblo».

«Involucro a la Argentina antes de que naciera y a partir de un partido de fútbol se potencia cómo, a través de una pasión, un pueblo encuentra su identidad», explica el director. Montalbano, autor de títulos como «Pájaros volando» (2010) y «Soy tu aventura» (2003), ha trabajado más de diez años en un guión que firma junto a Guillermo Hough y que ha convertido en película gracias a su «convicción» de acercar el cine argentino a un terreno poco explorado: las comedias de aventuras históricas.

«No llores por mí, Inglaterra» se estrenará en cines alrededor de mayo, según su director, y renovará la «rivalidad» entre Argentina e Inglaterra con humor y un partido de fútbol entre criollos e ingleses mientras británicos y españoles se disputan el control de Buenos Aires, con las tropas españolas del general Liniers cerca de la ciudad para reconquistarla por primera vez, en 1806.

La estética de la película contiene la «magia» de una ambientación que el equipo del filme consiguió gracias al vestuario, al maquillaje y, en especial, al rodaje en Colonia del Sacramento (Uruguay), un lugar impasible al paso del tiempo que remite de manera automática a aquella época.

Actores reconocidos como Gonzalo Heredia, Luciano Cáceres y Diego Capusotto se les unen en el reparto exfutbolistas reconvertidos a intérpretes, como Fernando Cavenaghi, José Chatruc y Evelina Cabrera, fundadora y presidenta de la Asociación Femenina de Fútbol Argentino. «Los futbolistas me sorprendieron», dice Montalbano, que les trató como un psicólogo, «estilo Sampaoli», y destaca las dotes actorales de Chatruc, hoy en día comentarista televisivo, y el «hallazgo total» de Cabrera, a la que define como un «ser de luz».

EFE