EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Luisa Ortega Díaz, exfiscal general de Venezuela / EFE

Fiscal advierte que Constituyente traería «un sistema totalitario»

29/07/2017 | 12:57 pm


CARACAS.- La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, advirtió hoy del riesgo de que la Asamblea Nacional Constituyente que se elegirá mañana suponga la instauración de «un sistema personalista y totalitario», en una entrevista con el medio digital local Crónica Uno.

«Este domingo se va a decidir si seguimos existiendo como República o si se instaura un sistema personalista y totalitario», afirmó en la entrevista publicada hoy la fiscal, quien se opone a un proceso para redactar una nueva Carta Magna al considerarlo inconstitucional e innecesario.

«Nos estamos jugando el futuro del país, la existencia del Estado de Derecho como la hemos conocido desde la segunda mitad del siglo XX, que con sus aciertos y errores, el sistema democrático es el que nos permite dirimir nuestras diferencias de forma civilizada», explicó.

La titular del Ministerio Público alertó de que cualquier propuesta distinta a este sistema democrático «no contribuirá a la construcción de la convivencia», y pidió al jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro, escuchar al pueblo y retirar la Constituyente: «Todavía está a tiempo de hacerlo».

Ortega afirmó además que teme «que la violencia se exacerbe» en el actual contexto de protestas contra el proceso del oficialismo para cambiar la Constitución, y emplazó al Gobierno y a la oposición a apostar por un diálogo que considera «fundamental» para salir de la situación en que se encuentra Venezuela.

«Los actores políticos del Gobierno y de la oposición deben entender que no pueden pretender sustituir la política por la guerra, que debemos aceptar la existencia del otro», dijo también, y recriminó al Ejecutivo de Maduro de estar en un estado de negación de la realidad.

Ante el reciente anuncio de la excanciller y candidata a la Asamblea Constituyente Delcy Rodríguez de que propondrá modificar las competencias del Ministerio Público, la fiscal lo consideró una prueba de su falta de «cultura política y republicana», y le recriminó querer destruir la institución por estar en desacuerdo con su titular.

EFE/SPLL