EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Integrantes del colectivo Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco (Fundej) participan en una manifestación en las afueras del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, en la localidad de Tlaquepaque, estado de Jalisco, México / EFE

Familias mexicanas recuperan a sus hijos desaparecidos en fragmentos

14/10/2020 | 11:09 am


GUADALAJARA.- Guadalupe Ayala recuperó por partes el cuerpo de su hijo, quien fue mutilado y enterrado en una fosa por el crimen organizado en Jalisco, región que ocupa el primer lugar de cuerpos exhumados de fosas clandestinas en México, en un país que suma 77.171 desaparecidos.

La pieza ósea número 667 encontrada en la fosa de El Mirador II dio la certeza a Ayala de que había encontrado a su hijo Alfredo Ezequiel Campos después de cuatro meses de búsqueda.

Este miércoles, la mujer cuenta que el antebrazo del joven de 23 años estaba junto a los restos de 104 personas cuyos cuerpos fueron lanzados a un pozo de Tlajomulco, que la Fiscalía estatal descubrió en enero de este año, y en la que estuvieron trabajando por varios meses.

En febrero, los peritos del Servicio Médico Forense (Semefo) le confirmaron que ese primer indicio tenía un 99,9 % de compatibilidad con su ADN.

De esta manera, Guadalupe ha ido encontrando a Alfredo pieza por pieza.

De acuerdo con el más reciente reporte de la Comisión Nacional de Búsqueda de la Secretaría de Gobernación mexicana, el país contabiliza 4.092 fosas clandestinas y 6.900 cuerpos exhumados desde 2006 hasta la fecha.

EFE