EN VIVO DEPORTES



Fallece Meadowlark Lemon, ex estrella de los Globetrotters

El basquetbolista jugó cerca de 16.000 encuentros, 7.500 de manera consecutiva

28/12/2015 | 12:11 pm


SCOTTSDALE.- Meadowlark Lemon, el «príncipe payaso» del arrollador equipo de basquetbol Harlem Globetrotters, cuya mezcla de tiros de gancho y humor hizo sonreír a millones de fanáticos en todo el mundo, murió a los 83 años.

La esposa y la hija de Lemon confirmaron al equipo el fallecimiento el domingo en Scottsdale, Arizona, dijo el lunes el portavoz de los Globetrotters, Brett Meister, quien no conocía la causa del deceso.

Pese a tener talento suficiente para jugar profesionalmente, Lemon prefirió el entretenimiento. Su sueño de jugar para los Globetrotters surgió luego de ver un cortometraje del equipo en un cine cuando tenía 11 años. Lemon terminó convirtiéndose en su jugador más popular, conocido tanto por su rutina del cubetazo de confeti y sus bromas, como por sus encestes desde la media cancha con tiros de gancho y sus pases por la espalda sin ver a sus compañeros.

Una muestra de su doble atractivo es que Lemon fue inducido al Salón de la Fama del Basquetbol de Naismith y al Salón de la Fama Internacional de los Payasos.

Lemon jugó para los Globetrotters durante el apogeo del equipo desde mediados de la década de 1950 y hasta finales de la década de 1970, deleitando a los aficionados con sus habilidades con el balón y sus bromas. Viajando en auto, autobús, tren o avión casi cada noche, Lemon cubrió una distancia de casi 6,5 millones de kilómetros (4 millones de millas) para jugar en más de 100 países y frente a papas, presidentes, reyes y reinas. Conocido como el «Príncipe Payaso del basquetbol», promedió 325 partidos por año durante su mejor época sin perder nunca su brillante sonrisa.

Lemon pasó 24 años con los Globetrotters, un equipo de puros jugadores negros, haciendo giras en la década de 1950 por el sur — dividido racialmente — hasta que los dejó en 1979 para iniciar su propio conjunto. Fue uno de los atletas más populares en el mundo durante la mejor época de su carrera, gracias a su mezcla única de talento para el deporte y el espectáculo.

AP