EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Henri Falcón, gobernador del estado Lara / Archivo

Henri Falcón sostiene que acuerdo de respeto a resultados electorales debe ser consensuado

Para el gobernador de Lara, Henry Falcón, es complicado suscribir un acuerdo que no contó con el consenso de las partes y con un CNE que no acepta la observación internacional

18/10/2015 | 12:43 pm


CARACAS.- El gobernador de Lara, Henry Falcón, aseguró que la Mesa de la Unidad Democrática –MUD- espera que el proceso electoral parlamentario del 6 de diciembre sea “pulcro, transparente pero igualmente democrático y donde se puedan expresar libremente las voluntades del país”.

Para Falcón, hoy el país reclama sensatez, mesura, responsabilidad pero también criterio y personalidad en los políticos “también humildad como lo recoge en sus palabras el papa Francisco”.

Al referirse al acuerdo de respeto a los resultados electorales del 6D que la MUD se negó a firmar, Falcón destacó que ese acuerdo no ha sido diseñado por ambas partes lo que le quita legitimidad porque “un acuerdo tiene que ser producto de un diálogo productivo entre las partes con sus legitimas aspiraciones y propuestas y donde se entiende al árbitro como intermediario”.

En entrevista a José Vicente Rangel, explicó que es difícil suscribir el acuerdo de respeto a los resultados electorales cuando el CNE se niega a aceptar la observación electoral, las auditorias de los cuadernos electorales y otras peticiones de la oposición. “Esa es materia para el debate y para el acuerdo pero si eso no está inscrito en el acuerdo, difícilmente se puede ir a suscribirlo porque, lejos de parecer un acuerdo parece una imposición”.   

 Diálogo con resultados

 Falcón destacó que tanto Avanzada Progresista como La Mesa de la Unidad Democrática –MUD- apuestan por el diálogo como camino para encontrar las soluciones que requiere el país. “Estamos conscientes de que divididos no vamos a salir de esta profunda crisis que nos agobia”.

Para Falcón, el diálogo no tiene fronteras ni momentos. “Lo que hemos planteado es la necesidad de un dialogo imperativo frente a unas circunstancias que nos pueden llevar a escenarios de inestabilidad que posteriormente pudiera llevarnos a la mesa pero con un alto costo social, cosa que nadie quiere. La población quiere y aspira el dialogo económico para la productividad y el político para la gobernabilidad”.

“Es el dialogo con los actores de la economía, el sector productivo, el sector comercio y el de los servicios con las expresiones de la política, frente a los escenarios que tenemos por delante, eso sería reconocido por el país como una postura sensata pensando en Venezuela mas allá de nuestros partidos, diferencias y visiones”, concluyó.

Sonia Pomenta Llaña/Unión Radio