EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Archivo

Exprisioneros afganos piden a EEUU compensaciones y el cierre de Guantánamo

23/01/2016 | 10:40 am


KABUL.-  Varios afganos que permanecieron recluidos en la prisión de Guantánamo (Cuba) reclamaron este sábado ante la embajada de Estados Unidos en Kabul compensaciones económicas por el tiempo que estuvieron detenidos y el cierre del centro de detención estadounidense.

Ekhtyar Mohammad, que salió de Guantánamo hace seis años tras haber permanecido detenido durante cinco, declaró durante la protesta que buscan «compensaciones», sin especificar su cuantía, «y el cierre de la prisión».

«Me encarcelaron sin pruebas durante años y me torturaron física y mentalmente», denunció, tras relatar que fue detenido una noche en 2004 en su casa por tropas estadounidenses en la provincia afgana de Paktia.

El jefe de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Afganistán (AIHRC, en sus siglas en inglés), Abdul Rahman Hottak, manifestó que al menos ocho antiguos reos afganos en Guantánamo han denunciado que sufrieron torturas, en declaraciones recogidas por la agencia afgana AIP.

Los participantes exigieron al Gobierno afgano que defienda los derechos de quienes fueron recluidos en Guantánamo y corearon consignas contra Estados Unidos, a quien reclamaron además el cierre de su base en Bagram, en el norte de Afganistán, al denunciar que incluye un centro de detención en el que no se respetan los derechos humanos.

En mayo de 2014, Estados Unidos liberó cinco presos afganos de Guantánamo, donde permanecían entonces otros doce prisioneros de esta nacionalidad, entre un total de unos 149 reos.

Los cinco detenidos quedaron libres en un intercambio por la liberación por parte de los talibanes del sargento estadounidense Bowe Bergdah, al que tuvieron prisionero durante cinco años.

El centro de detención de Guantánamo fue creado, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas de Nueva York, por el Gobierno del entonces presidente estadounidense, George W.Bush, para albergar a sospechosos de terrorismo.

EFE