EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



El Jardín de las Delicias se exhibe en el Museo del Prado, Madrid

Expertos descubren dibujo auténtico de El Bosco que se expondrá en Holanda

El dibujo fue subastado en 2003 sin que se conociera su origen y desde entonces ha formado parte de una colección privada

31/10/2015 | 03:26 pm


EL BOSCO19BRUSELAS.- Un dibujo que se encontraba hasta ahora de manera anónima en una colección privada ha sido descubierto por expertos internacionales y certificado como obra auténtica de Hieronymus Bosch, El Bosco, el pintor medieval más importante de Holanda, informó hoy el Museo Noordbrabants de Bolduque.

El dibujo, que hasta ahora había sido atribuido a «un asistente del asistente» del taller del propio pintor (1450-1516), se expondrá por primera vez en una gran retrospectiva sobre la obra de El Bosco en el Museo Noordbrabants del 13 de febrero al 8 de mayo de 2016 con motivo de los 500 años de la muerte del pintor.

La obra «Paisaje infernal» ha sido descubierta por expertos del Proyecto de Investigación y Conservación de El Bosco -una investigación histórico-artística internacional- que durante los últimos seis años han estudiado y documentado de forma intensa y sistemática prácticamente toda la obra del maestro con las técnicas más innovadoras.

Expresaron asimismo sus dudas sobre «Los Siete Pecados Capitales» del Museo del Prado de Madrid, si bien una portavoz de Museo Noordbrabants explicó a Efe que los expertos no pudieron investigar «plenamente» esa obra porque no recibieron la autorización.

El historiador de arte y coordinador del proyecto, Matthijs Ilsink, calificó de «hallazgo extraordinario» el descubrimiento del dibujo de El Bosco, que muestra una escena extraña llena de monstruos fantásticos y bestias diabólicas.

Debido al tamaño de la hoja y la riqueza del espectáculo, este dibujo «constituye una adición de excepcional importancia» al conjunto de dibujos de El Bosco, sostienen los expertos.

Después de un estudio minucioso del dibujo y tras compararlo con otros dibujos y pinturas del artista, Ilsink y el equipo de investigación determinaron que no era obra de un imitador o de un estudiante, sino del propio maestro.

EFE/SPLL