EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Lo escuchaste en: A Tiempo

Pedro Mezquita, autor de Guía Clímax. Foto UR.

Euroscopio 2017: Cine europeo al alcance de todos

10/03/2017 | 09:28 am


Pedro Mezquita, autor de Guía Clímax. Foto UR.

CARACAS.-  El autor de la Guía Clímax, Pedro Mezquita, conversó en el programa A Tiempo de Unión Radio sobre el Festival de Cine Europeo (largometrajes nacionales que representan al país en el Festival de Miami).

Mezquita también conversó sobre algunas de las Chef venezolanas más importantes del país:

HELENA IBARRA.

Chef de larga trayectoria en la cocina venezolana dedicada a trabajar las calidades de los productos de estas tierras. Autora del libro: «Cocina Extra-Ordinaria» y ganadora del premio Gourmand «Best Woman Chef Cookbook in the World 2012»

Realizó su formación profesional entre Venezuela y Francia, país este donde tuvo el privilegio de trabajar con Joël Robuchon y Gerard Vié. En 2012 Helena Ibarra recibió el reconocimiento internacional en los Gourmand Cookbook Awards, en la categoría Woman Chef, por su libro Cocina Extra-ordinaria, donde reúne sus recetas trabajadas durante treinta años. Para Helena lo importante es apelar a la memoria gustativa de los comensales. La comida se debe respetar y no hay que engañar a los comensales con falsas presentaciones. Desde hace tiempo es la responsable de la dirección de la cocina del Restaurante Palms, en el Hotel Altamira Suites. 

MARIA FERNANDA DI GIACOBBE

Cocinera, emprendedora, artista y chocolatier.

Fundadora de KaKao, bombones venezolanos (2004) y de Cacao de Origen (2013).

Fundó Cacao de Origen, un centro para el estudio, investigación y preservación del cacao venezolano. Su laboratorio bean to bar y tienda, estimulan y promueven la relación entre productores, emprendedores, chocolateros y consumidores.

Investigadora, docente y escritora.

Dicta charlas, talleres y seminarios en comunidades, escuelas, universidades y empresas.

Creadora del Proyecto Bombón y de San Benito con la asociación civil Trabajo y Persona para el movimiento Emprendedoras del Chocolate.

Co-artífice del primer diplomado en Gerencia del Cacao y el Chocolate para la Universidad Simón Bolívar.

Conferencista en eventos gastronómicos internacionales.

Chef para eventos y exposiciones artísticos-culinarios.

Miembro de la Asociación Venezuela Gastronómica.

Innovadora de locales gastronómicos en Caracas.

Asesora de chocolatería.

Autora de los libros: “Cacao y chocolate en Venezuela”, “Bombones venezolanos” y “Semanario de cocina para jóvenes”.

Gran Tenedor de Oro 2015, la mayor distinción que un chef venezolano puede recibir otorgado por la Academia de Gastronomía Venezolana. 

MERCEDES OROPEZA

Siendo pupila del Doctor Armando Scannone, ex alumna del Centro de estudios gastronómicos y con conocimientos sobre el sazón criollo, Mercedes se ha posicionado en el mundo gastronómico dando a respetar su cocina

Esta simpática cocinera, trabajó prestando sus servicios gastronómicos en la presidencia del Doctor Rafael Caldera, en La Casona donde residía el ex mandatario. Así como también prestó sus servicios en la Embajada de Bélgica y con el príncipe de Asturias.

Por su parte, Mercedes acumula más de 20 años de actividad profesional y ha sido galardonada con el Premio Tenedor de Oro, mención Producto Nacional, en el 2005; y el Premio Armando Scannone en el 2009, otorgados por la Asociación Venezolana de Gastronomía.

ANA BELEN MYERSTON H

Nacida en Venezuela, cursa sus estudios de Gerencia Hotelera en la Ciudad de Mérida en el Colegio Universitario Hotel Escuela de los Andes Venezolanos del cual obtiene el título de Técnico Superior Universitario en Hotelería y Servicios de la Hospitalidad en 1998.

En el año 1999 viaja a Bruselas donde realiza pasantías en el área de cocina en el Hotel HILTON Bruselas. De regreso a Venezuela en el año 2000, el Grupo ARA en plena expansión le confía la dirección de cocina del Restaurant Moka Café del Centro Lido en Caracas. Allí comienza a ser reconocida como promesa de la gastronomía nacional junto a Edgar Leal, Aitor Garbizu y Sumito Estévez entre otros tantos reconocidos Chefs.

Con la intensión de ampliar siempre sus conocimientos y destrezas, en el 2001 realiza pasantías en Paris en el reconocido Restaurant Guy Savoy. A su regreso, toma las riendas de Citron Café, en el Centro Sambil Caracas. Aquí da rienda suelta a su creatividad y posiciona este local como uno de los mejores restaurantes de la ciudad capital.

Gracias a Laurent Cantineaux, Chef Ejecutivo del Grupo ARA, consigue un puesto en la brigada de cocina del CELLO Restaurant de Laurent Tourondel, luego con Alain Ducasse at The Essex House y finalmente en el Union Pacific de Rocco Di Spiritu, todos en la ciudad de New York, USA.

En el año 2002 se asocia con un grupo de emprendedores de la Gastronomía y forman el GRUPO MOKAMBO. En este grupo participa como Directora Operativa y Chef Ejecutiva del Restaurant MOKAMBO Caffe-Mercado. Dos años después, abre Antigua Bistro Italiano, un exitoso restaurant de Caracas y segundo proyecto gastronómico del Grupo. Este recorrido le ha otorgado el reconocimiento del público de Venezuela como una de las mejores cocineras de ese país.

La Academia Venezolana de Gastronomía también ha reconocido su carrera como cocinera, su constancia como Chef, su empeño en la calidad y su obsesión con el buen vivir al otorgarle en el 2010 el Premio Tenedor de Oro al Chef del año.

Actualmente es miembro de la asociación civil Venezuela Gastronómica, grupo dedicado al desarrollo, promoción y difusión de la identidad gastronómica venezolana, del cual es Presidenta para el periodo 2011- 2012.

Su larga carrera dentro del mundo de la gastronomía se completa con la conducción de un programa en elgourmet.com

FLORENCIA RONDÓN

A esta chef pastelera que descubrió su vocación en el tercer semestre de Biología, el buen paladar le viene de familia. Tiene 40 años de edad, 20 de experiencia en los fogones y 2 y medio siendo madre. Su pasión por el chocolate, por correr y por su único hijo son los ingredientes que la han llevado a afirmar “yo estoy donde tengo que estar”

El primer restaurante fue la Vinoteca Delfino, en enero del 92. Ahí empecé picando pollos, aprendiendo a procesar los pescados y las carnes. Pasé por todas las estaciones hasta que en una tenía que hacer los postres y me gustó. Luego me fui al Opera Café, del C.C. Plaza Prado, con Pierre Blanchard, que no era pastelero pero tenía buena formación europea y hace unos postres riquísimos, y después empecé la formación más seria con un pastelero belga de la Mirage, en El Rosal.

Aunque a sus 40 años fue la gerente de operaciones de Madame Blac, los restaurantes Mokambo y Antigua, en Las Mercedes, y el Café de Mokambo, en el C. C. Líder, desde  el preciso momento en que decidió ser chef supo que el éxito había que hornearlo con la llama bajita. Tras cierta experiencia en el fogón, se fue a estudiar en el Culinary Institute of America de Nueva York, y al regresar a Venezuela asumió por primera vez la jefatura de pastelería en Gourmet Market, un proyecto que recién comenzaba y en el que ella no tenía “si quiera alguien que picara las fresas por mí”.

Es la chef pastelera de un restaurante en Barcelona -España llamado Artisa Barcelona. 

BLANCA ARROYO

Los fogones del Bar Basque llevan casi dos años apagados. Entre los amantes de la buena mesa y comunicadores de la fuente gastronómica, se habla en voz baja y con pesar la posibilidad de un cierre definitivo. Creo que nadie ha hecho una despedida formal, a la espera de un final de último minuto, donde se suba la Santamaría y aparezca el cartel de «abierto» en su puerta.

El Bar Basque fue uno de los mejores restaurantes de Caracas por más de cuatro décadas. Comenzó como un pequeño y austero comedor donde se servían las delicias de Blanca Arroyo, que llegó a Venezuela después de la guerra sobreviviente de Guernica, que cocinaba como los dioses o como los vascos. Luego su hija Marivi Barturén tomó la batuta, hasta que su salud la alejó de los maravillosos platillos, y finalmente, quedaron al frente sus hijos Carlos y Miguel. 

FELICIA SANTANA

Me inicié con hallacas y pasapalos como tequeños. Y ahora sigo cautivando con bollos pelones, arroz con mango, asado negro, pastel de chucho o cualquier plato salado o dulce de la cocina criolla.

Hace 25 años el término catering, no era muy familiar, sólo lo utilizaban empresas especializadas en el ramo. Sin embargo Felicia, en esa época ya ofrecía este servicio. “Me contrataban para preparar comida para una fiesta o para cocinar en la casa del sarao en cuestión”, comenta.

Hizo pasantía con Edgar Leal en Miami

La dueña del Hajillo’s inicio su formación culinaria al lado de uno de sus abuelos que era pastelero, conocimientos que fue puliendo a través del tiempo con recetas de los platos criollos de su madre y de sus hermanos. ”Somos 5 hermanos y tres somos chef”.

Recibió el Premio Scannone, galardón otorgado por la Academia venezolana de gastronomía

Del pasado:

LA TÍA MARÍA

Su nombre es prácticamente desconocidos para las nuevas generaciones; sin embargo, ella, cierto modo, fue la maestra y divulgadora de la cocina criolla. Uno de los casos más destacados fue el de María Chapellín Palacios, conocida cariñosamente como Tía María. Caraqueña por los cuatro costados, publicó su recetario con el título La cocina de Tía María, en 1956. Podríamos considerarlo un éxito editorial por sus varias ediciones e incluso requirió que la autora redactara un segundo tomo. Tía María fue la pionera en presentaciones gastronómicas televisivas que pudieron ver los venezolanos: Su programa, Cocinando con la Tía María, fue lanzado por la señal nacional de Televisa en 1953, convirtiéndola en una pionera del género.

En 1962 Estampas tuvo a la primera cocinera que gozó de popularidad entre los lectores: la querida Tía María. En su sección Cocinando con Venezuela y sus regiones, ella no sólo contaba su receta sino que también la comentaba y compartía algunos de sus secretos de cocina.

ANA TERESA SIFUENTES

Quizás el nombre más recordado del grupo de damas que consagraron su vida a deleitar con consejos y conocimiento. Ana Teresa Cifuentes, mejor conocida como La perfecta ama de casa, supo aprovechar las ventajas que proporcionaba el alcance de la televisión para mantener el intereses de sus seguidores desde su primera aparición en un segmento de media hora diaria. Allí compartía sus secretos culinarios y recomendaciones para una mejor la administración doméstica, más normas de buena educación. Ejerció esta labor por 25 años. También nos legó una importante obra impresa en la que se recoge buena parte de su conocimiento culinario. El primero fue un pequeño libro, de 1956, con el título 30 recetas de Navidad; y luego, en 1979, aparece La perfecta ama de casa, tesoro de recetas y enseñanzas gastronómicas que constituyeron todo un éxito editorial.

LAS MOROCHAS

Desde 1971 hasta 1983, las autoras de las recetas que se publicaron en Estampas eran dos cocineras que fueron muy queridas por los lectores de El Universal. Me refiero a Berta y Carmencita, cuya sección se llamaba Cocine con Las Morochas.

Unión Radio