EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Europa recibirá el Año Nuevo con medidas de seguridad reforzadas

Sin una amenaza concreta, Roma, Lisboa y Viena, también han reforzado sus dispositivos de seguridad con la esperanza de recibir 2016 en paz.

31/12/2015 | 11:31 am


Las principales ciudades europeas y de los países amenazados por el terrorismo yihadista reciben 2016 con un fuerte dispositivo de seguridad en sus celebraciones populares, que ha dejado sin fuegos artificiales a París y Bruselas o cerrado al público la Plaza Roja de Moscú.

«Está no será una fiesta de Año Nuevo como las otras», advirtió el ministro de Interior francés, Bernard Cazeneuve, al anunciar una movilización sin precedentes de 60.000 policías y militares en las principales ciudades de Francia, de los que 11.000 estarán en París.

Aunque «no hay elementos nuevos específicos», la «amenaza es «permanente», según el prefecto de policía de París, Michel Cadot.

La emblemática Plaza Roja de Moscú, el corazón de la ciudad donde es tradición festejar la llegada del Año Nuevo, estará cerrada esta noche al público, mientras 15.000 policías se encargarán de velar por la seguridad de la capital de Rusia, en un dispositivo que no es ajeno al zarpazo yihadista que sufrió el país a finales de octubre en un atentado contra un avión ruso en Egipto, con 224 muertos.

Nueva York desplegará unos 6.000 agentes en Times Square, un operativo más grande que nunca y que, según el jefe de antiterrorismo de Policía de la ciudad, James Waters, hace de la misma «el lugar más seguro del mundo» este Año Nuevo.

En Londres, unos 3.000 agentes estarán en las calles de la ciudad que también mantiene sus tradicionales fuegos artificiales cerca de la Noria situada frente al Parlamento, aunque únicamente se permitirá el acceso a quienes tengan entradas.

Madrid, que en 2004 sufrió el peor atentado yihadista en Europa con 191 muertos, reforzará sus controles y permitirá solo a 25.000 personas (la mitad del aforo) que presencien en la plaza de la Puerta del Sol las campanadas de Fin de Año.

La tradicional fiesta de Nochevieja en Berlín, frente a la puerta de Brandeburgo, donde en años anteriores se han llegado a reunir hasta un millón de personas, estará acompañada de un reforzado dispositivo de seguridad con 900 agentes de policía. Se han prohibido las mochilas, bolsas grandes y petardos.

Mientras, miles de agentes se desplegarán esta noche en las principales plazas de Estambul y Ankara ante el miedo a atentados tras la detención la víspera de dos supuestos integrantes del EI preparados para atentar en la capital esta Nochevieja.

EFE