EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Bluepoint Atlas

Estudiantes de ingeniería belgas trabajan en nuevo coche solar

02/08/2021 | 06:07 am


LEUVEN.- El equipo Agoria Solar, formado por veinte estudiantes de ingeniería belgas, crean cada dos años un coche solar más innovador y eficiente que el anterior, y su último modelo competirá en una carrera de miles de kilómetros por las montañas de Marruecos.

A su noveno vehículo lo han llamado Bluepoint Atlas: construido en un año, funciona con energía solar, no precisa de ningún combustible y alcanza una velocidad máxima de 120 kilómetros por hora, el máximo permitido por carretera.

Es de raza belga, país capaz de empalmar semanas en las que no se divisa el sol, por lo que idearon el coche de tal manera que pueda desplazarse incluso aquellos días nublados gracias a la instalación de una batería.

El Bluepoint Atlas se diferencia de los coches anteriores por su forma aerodinámica, “más puntiaguda”, sus tres ruedas y la tecnología empleada, explicó Remi De Coster, portavoz del grupo, en una entrevista a Efe.

“Este es definitivamente el coche con mayor rendimiento que hemos construido hasta ahora”, afirmó el joven de 21 años, natural de Lovaina, ciudad situada en la región flamenca. Sus dos creaciones anteriores, la de 2019 y la de 2020, vencieron en los torneos del Desafío Solar Mundial Brdigestone (Australia) y el Desafío solar europeo iLumen, respectivamente.

En Marruecos competirán contra otros equipos de estudiantes internacionales que también han dado forma a su propio coche solar, con la finalidad de promover las energías renovables y la movilidad sostenible.

Su piloto será Gilles De Baets, quien ha estado preparándose física y mentalmente el último año para la carrera, con un entrenamiento que consta de ejercicios cardiovasculares, como el ciclismo, para “estar realmente en forma y poder entrar en el coche”.

Además, prepara su capacidad de aguante al calor y poder acostumbrarse a las altas temperaturas del desierto, así como ejercitar su reacción y visión periférica para “ver y reaccionar a todo con mucha rapidez”.

De Baets también es ingeniero aerodinámico y ha participado en el diseño del coche que va a conducir el próximo mes de octubre y es el responsable de dar forma a la carrocería.