EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Irán-EEUU

Los Guardianes de la Revolución iraní informaron que el ataque con misiles de su fuerza aérea contra la base militar Ain al Asad, situada en Irak y donde están desplegadas tropas estadounidenses, es un primer paso de su «dura venganza» por el asesinato de su comandante, Qasem Soleimaní.

«Al Gran Satán, el régimen cruel y arrogante de EEUU, advertimos de que cualquier otra maldad, violación u otras medidas se enfrentará a una respuesta más dolorosa y aplastante», aseguró el Cuerpo de los Guardianes de la Revolución.

La nota también dirigió amenazas contra los países árabes aliados de EE.UU. que albergan bases militares estadounidenses, instando a que no se usen sus territorios para lanzar ataques de represalia contra Irán.

En cuanto a Israel, la Guardia Revolucionaria subrayó que considera que ese país está unido en estos crímenes con EE.UU.

El cuerpo militar de élite aconsejó a EE.UU. que convoque a sus soldados en la región «para evitar más daños y para no poner en peligro la vida de los militares de ese país por el creciente odio diario hacia el régimen impopular que domina EE.UU.».

Según el Pentágono más de una decena de misiles balísticos impactaron en las últimas horas en dos bases aéreas que albergan tropas del país en Irak, las de Ain al Asad y Erbil.

Un portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman, afirmó en un comunicado que todavía no se sabe si ha habido víctimas pero que está claro que los cohetes «se lanzaron desde Irán».

Venganza

El presidente iraní, Hasan Rohaní, aseguró que el ataque demuestra que Irán no retrocederá ante Estados Unidos, país al que recomendó no tomar acciones de represalia.

«Agradecemos al Cuerpo de los Guardianes de la Revolución que con unas operaciones anoche contra la gran base de los estadounidenses demostró bien que nosotros ante EEUU no retrocederemos», dijo el presidente en un discurso durante la reunión del gabinete.

Rohaní indicó que «si los estadounidenses son sensatos no realizarán otra acción», ya que «de cometer algún crimen deben saber que recibirá una respuesta determinante» de las Fuerzas Armadas iraníes.

«EEUU debe recibir la respuesta de los países de la región. Ellos (los estadounidenses) cortaron la mano de (el general asesinado Qasem) Soleimaní y la venganza es cortar el pie de EEUU de la región».

Bajo el nombre «Operación Mártir Soleimaní», la Guardia Revolucionaria advirtió de que solo es «un primer paso» de su venganza.

Irak

El primer ministro en funciones de Irak, Adel Abdelmahdi, aseguró que recibió un «mensaje oral oficial» desde Irán para advertirle del comienzo de los ataques contra bases iraquíes con presencia estadounidense.

«Recibimos un mensaje oral oficial de parte de Irán que decía que la respuesta iraní por el asesinato de Soleimaní empezaría en breve (…) y que el golpe sería sólo en aquellos lugares donde se encuentran las tropas estadounidenses en Irak sin precisar esos lugares», apuntó el portavoz de Abdelmahdi en un comunicado publicado en internet.

Al mismo tiempo, el primer ministro recibió una llamada «de la parte americana y estaban cayendo los misiles» sobre las bases.

Trump

El presidente, Donald Trump, optó por la contención militar en su respuesta a los ataques al prometer nuevas y «poderosas» sanciones contra Teherán, a la vez que apuesta por renegociar el pacto nuclear.

«EE.UU. inmediatamente impondrá sanciones adicionales contra el régimen iraní. Estas sanciones poderosas estarán en vigor hasta que Irán cambie su comportamiento», dijo Trump en su declaración a la nación desde la Casa Blanca, rodeado por el alto mando militar, un día después del ataque iraní contra dos bases donde había tropas estadounidenses en Irak.

No están claros los objetivos de estas sanciones económicas, dada la magnitud y amplitud de las que se encuentran ya en vigor tras sucesivas rondas en los últimos dos años, y que han provocado una aguda crisis en Irán.

Trump describió a Soleimaní como el responsable de algunas de «las mayores atrocidades» en Oriente Medio y de «alimentar sangrientas guerras civiles» en la región, así como de «horrendos» ataques a tropas estadounidenses en Irak.

El mandatario remarcó que no hubo «bajas mortales», ni de estadounidenses ni de iraquíes, y que los daños materiales fueron «mínimos».

En este sentido, Trump indicó que, tras el lanzamiento de los misiles, «Irán parece estar retirándose, lo cual es algo bueno para todas las partes interesadas y algo muy bueno para el mundo».

El presidente estadounidense hizo, además, un llamamiento a las potencias internacionales, entre las que citó a los aliados europeos, a Rusia y China, para que «rompan con los resquicios» del acuerdo internacional nuclear (JCPOA, por sus siglas en inglés), alcanzado con Irán en 2015.

Reacciones

La Comisión Europea instó a detener la violencia inmediatamente y dejar paso al diálogo tras el último ataque de Irán con misiles.

La titular de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, condenó enérgicamente el ataque y apeló de nuevo a Irán a evitar una escalada en la región.

El ministro británico de Asuntos Exteriores, Dominic Raab, insta a Irán a «no repetir estos temerarios y peligrosos» ataques y en su lugar «propiciar una desescalada de manera urgente».

El ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian, reiteró su solidaridad con sus aliados, así como su compromiso con la soberanía y la seguridad de Irak.

Vuelos

Las autoridades estadounidenses de seguridad de vuelo han prohibido el tráfico de vuelos comerciales en parte de Oriente Medio debido a que ha aumentado el riesgo de que se identifiquen mal algunos objetos voladores.

La Administración Federal de Aviación (FAA) prohibió este martes que las aerolíneas comerciales de EE.UU. operen sobre el espacio aéreo de Irak e Irán, y sobre los golfos Pérsico y de Omán.

Las principales compañías aéreas europeas -entre ellas la alemana Lufthansa y la francesa Air France- han decidido no sobrevolar Irán e Irak como medida de precaución y después de que un avión ucraniano se estrellara cerca de Teherán.

Noticias relacionadas

Especiales

Covid-19 en Venezuela

CARACAS.-Venezuela registró este jueves 26 de marzo la primera muerte por COVID-19 y alcanzó un total de 107 personas contagiadas por el coronavirus. «Venezuela registra su primer fallecido causado por el coronavirus, un trabajador de 47 años del estado Aragua. Extendemos nuestras condolencias a sus familiares», dijo la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez . La funcionaria […]