EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



EEUU

El martes 8 de noviembre serán las elecciones intermedias para renovar parte del Senado (35 de 100 escaños), la totalidad de la Cámara de Representantes (435 congresistas) y 36 gobernaciones, así como las legislaturas estatales.

Los diputados cumplen un mandato de dos años y el puesto en el Senado es de seis años.

Actualmente, los demócratas tienen la mayoría en la Cámara, con 220 escaños y el Senado, que tiene dos escaños por cada uno de los 50 estados del país, está dividido a la mitad, con 50 republicanos y 50 demócratas.

El voto de desempate está en manos de la vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris.

En la Cámara Baja, el número de representantes por estado depende de su cantidad de habitantes. Los demócratas tienen igualmente el poder con 220 de sus 435 escaños, frente a los 212 de los republicanos.

La carrera por la Cámara alta se muestra reñida, con pocas diferencias porcentuales en la intención de voto por los candidatos de cuatro estados clave: Arizona, Pensilvania, Georgia y Nevada, de acuerdo con la última encuesta de Siena y el diario The New York Times.

Por otro lado, los republicanos tienen ventaja sobre los demócratas para obtener un mayor número de escaños en la Cámara de Representantes, de acuerdo con el portal FiveThirtyEight.

Las elecciones intermedias, o también conocidas como de medio término, son consideradas como un termómetro del gobierno de turno, en este caso del demócrata, Joe Biden.

La inflación, los precios de la gasolina y la polarización política marcan el entorno de la campaña electoral.

La economía, democracia, educación, salud y política energética son los temas que más interesan a los votantes y sobre los cuales los candidatos han enfocado su mensaje.

El presidente Biden está «optimista» y cree que su partido retendrá el control del Congreso.

«Creo que vamos a mantener el Senado y ganar un escaño más y creo que tenemos oportunidad de ganar la Cámara (…) me siento optimista», dijo Biden a reporteros en California durante un mitin de campaña.

Biden ha advertido de la amenaza para la democracia que supondría una mayoría republicana en el Congreso en un momento como el actual, con numerosos candidatos ultraconservadores afines al expresidente Donald Trump.

Analistas sostienen que las elecciones tienen cierto sabor a campaña presidencial. El actual mandatario, Joe Biden, y su antecesor, Donald Trump, las han convertido en una continuación de los comicios de 2020 y un adelanto de lo que podría ocurrir en 2024.

Trump se ha hecho sentir en la campaña, de hecho es el líder del Partido Republicano, y en un evento en Iowa, dijo que «muy probablemente» buscará ser candidato a presidenciales de 2024 y pidió a sus seguidores que «se preparen» para ese momento.

Voto latino

Más de 34 millones de latinos tienen posibilidad de votar, una minoría que puede decantar muchas contiendas y decidir la mayoría en el Congreso, y son los republicanos los que parecen estar ganando cada vez más terreno entre esta comunidad.

Los latinos son el grupo electoral que más ha crecido dentro de EE.UU. desde las últimas elecciones mitad de legislatura, en 2018: unos 34,5 millones de personas de esta comunidad pueden votar en estos comicios, de acuerdo con datos del Pew Research Center.

Y en algunas de las contiendas clave para el control del Congreso, tienen un porcentaje muy alto de votantes.

Así ocurre, por ejemplo, en Arizona, Nevada y Colorado, estados en los que senadores demócratas libran reñidas batallas por retener su puesto frente a los candidatos republicanos, y donde los hispanos conforman un 30 %, un 24 % y un 22 % del electorado, respectivamente.

Pero no existe un único voto latino; varía dependiendo del país de origen del votante o de su familia, su contexto geopolítico e incluso su religión.

En estas elecciones intermedias los estadounidenses también se pronunciarán en diversos estados sobre el derecho al aborto, la legalización de la marihuana, el derecho a poseer y llevar un arma o la prohibición de la «servidumbre impuesta» como castigo, un punto que afecta a la gente encarcelada y al trabajo que en ocasiones efectúan en prisión sin remuneración a cambio.

La composición del Congreso determinará las fuerzas de Joe Biden y Donald Trump y abrirá un baile de nombres en el con toda probabilidad no sólo estarán ellos dos.

A partir del miércoles comenzará un nuevo periodo con una única fecha en mente: las presidenciales del 5 de noviembre de 2024.

Con información de agencia EFE

Noticias relacionadas

Especiales

Qatar2022

Por: Yoryi González/Unión Radio – Composición gráfica: María de los Ángeles Santos CARACAS.- De 32 selecciones que empezaron un sueño por alzar la copa y defender sus colores patrios, ahora la lista de reduce a los mejores ocho combinados nacionales con la llegada de los cuartos de final. Talento, colorido, alegría y drama serán las […]