EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



29 de julio de 1967

Por: Derlys Marchán Pérez / Unión Radio

CARACAS.- Caracas conmemora 55 años de uno de los terremotos que ocasionó más muertes y destrucción en la historia de la capital venezolana.

El sábado, 29 de julio de 1967, aún se sentía la alegría por las fiestas del “Cuatricentenario“, en Caracas. La historia de la capital venezolana cambió aquella noche lluviosa, a las 08.05 p.m, cuando se convirtió, para muchos, en la más aterradora de sus vidas.

Luis Cano, con tan solo 18 años, disfrutaba en el 23 de Enero la programación de júbilo que transmitía la televisión venezolana.

…Yo estaba en mi casa, estábamos viendo un programa de televisión y de repente, empezó el terremoto, como mi papá tenía un abasto, se empezaron a caer las cosas de la estantería. Salimos a la calle, la gente se tiraba de rodillas en el piso, se relacionó mucho con que se estaba acabando el mundo. Un ruido muy difícil que en ese momento existía…”, expresó


Quienes sí lograron registrar aquel pavoroso sonido fueron Alejandro López, un técnico de audio, que junto a los músicos Tulio León y Germán Narváez realizaban el «play black» de una pieza musical llamada “Mi Navidad”.


Unos 35 segundos fueron suficientes para que el sismo, de una magnitud estimada, en 6,5 generara terror entre los habitantes de Caracas.

Juve Pérez, tenía 17 años y colaboraba en una residencia para ancianos, en Sebucán.

…Yo no sabía qué era un terremoto, le pregunté a las monjas ¿qué pasó?, ¿qué es esto? Y me dijeron ellas: Bueno, un terremoto. Pasé por debajo de una escalera que iba al primer piso y yo sentía que iba para allá, iba para acá, yo no caminaba. Fue feo, fue horrible…”, aseguró


El reconocido locutor y músico, Henrique Lazo, se presentaba esa noche en un hotel, en La Guaira. El terremoto lo recuerda perfectamente.

“…Yo formaba parte de un grupo de rock y estábamos tocando en el Litoral Central, que era de las partes más cercas del epicentro, de hecho en el mismo hotel donde yo estaba, se veía cómo se iba desmoronando, muchísimas cosas caían del hotel. Todo el mundo corriendo y cerca de ahí, había una residencia, llamada: “Charaima”, que de los cinco o siete pisos que tenía, se cayeron los cuatro de arriba. Sin lugar a dudas, es la sensación más aterradora que he sentido en mi vida…”, expresó, Lazo.

Henrique Lazo. Músico – locutor


El Litoral central fue una de las zonas más devastadas. El excomandante del Cuerpo de Bomberos de Caracas, general Rodolfo Briceño, era teniente en esa época, y recuerda la labor de los uniformados en la tragedia.


…Esa mansión Charaima, era un edificio de 11 pisos y cinco colapsaron y cuando los bomberos entraron por una escalera especial que teníamos y lograron revisar toda planta, se dieron cuenta que había una niña dando gritos que tenía, aproximadamente, 7 años. Ella tuvo un día y medio metida ahí, porque le habían quedado los deditos del pie, en una columna que había caído y no podíamos sacarla, entonces, se decidió subir a un médico que le puso anestesia local y le amputó el dedo gordo del pie, y en ese momento la pudimos sacar…” describió

El comandante Briceño actuó en varios frentes. El movimiento telúrico lo tomó por sorpresa mientras iniciaba su guardia como técnico radiólogo, en la Maternidad Santa Ana de Caracas.

“…Bajamos a todas las parturientas a los jardines de la clínica. Ocho o diez parieron ahí en la grama. Yo trabajaba como técnico radiólogo y me fui al cuartel de los bomberos, ahí en la avenida Lecuna y atendimos cerca de 400 personas con lesiones y heridas…” agregó.

Gral. Rodolfo Briceño. Excomandante del Cuerpo de Bomberos de Caracas

55 años han transcurrido desde que el terremoto marcó la vida de los caraqueños. Para el historiador y arquitecto, Roger Goncalves, aún quedan lecciones por aprender.

“…Se siguen cometiendo fallas, no solo en lo referente a planificación urbana, sino a técnicas constructivas que siguen siendo utilizadas cuando las mismas dejaron en claro que eran vulnerables a movimientos telúricos, por encima de los 5,6…”

El terremoto de 1967 fue la base para la creación de Funvisis.

Durante cinco décadas la institución ha evolucionado. En los próximos meses se prevé instalar unas 40 estaciones para la detección sísmica en todo el país.

Actualmente, participa en la elaboración del proyecto de Ley de Sismología Nacional, que, según su presidente, Roberto Betancourt, dará nuevas técnicas para la prevención de desastres.

“…Proveerá las herramientas de derecho para la construcción sismo resistente en el país, así como masificar las tareas pendientes de micro zonificación sísmica de más de 200 municipios, para determinar la cantidad de sedimentos que pudiesen amplificar los daños por terremotos…”, informó el presidente de Funvisis.

El movimiento telúrico de 1967 tuvo epicentro en el Litoral central, a 20 kilómetros de Caracas. El fenómeno afectó mayormente a las zonas de Altamira, Los Palos Grandes y La Guaira.

Cerca de 300 muertos y más de 2mil heridos, así como numerosos daños estructurales acabaron con la celebración del “Cuatricentenario”.

Esa noche, a los caraqueños, les cambió la vida.

Noticias relacionadas

Especiales

Salud

Por: María de los Ángeles Santos/ Unión Radio CARACAS.-La batalla que dan las personas diagnosticadas con cáncer no es sólo contra la enfermedad. Es pararse frente al miedo y a la incertidumbre y no dejar que las emociones se apoderen de sus cuerpos hasta paralizarlos. Mucho se habla de la actitud que tienen para afrontar […]