EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Edición UR

#Especial Juan Carlos Vásquez y su vida entre la locución y los muñecos

28/05/2021 | 03:02 pm


CARACAS.-A los tres años de edad se inició en la televisión para hacer sus primeras apariciones frente a las cámaras en programas infantiles. Mientras los demás niños se entretenían jugando en las plazas y parques, Juan Carlos Vásquez Aguero, tenía por centro de diversión los estudios de grabación de la televisora nacional «Canal 5», de la mano de sus padres, Romelia Agüero y Cheche Vásquez, primeros actores del país.

En 1971 a los cinco años de edad formó parte del elenco de «Radio Rochela», interpretando al personaje del «Pavito Lucas», el cual imitaba un papel que realizaba el gran humorista Joselo. De esta manera se convirtió en el primer niño en participar en este show. Asimismo, formó parte de «Genovevo», «El inspector Tuyoyo», «Doctora Amor«, entre otros.

Siete años pasaron para que Vásquez formara parte del staff de su primer dramático en Radio Caracas Televisión (RCTV), en la novela «La fiera», en la cual le tocó darle vida al personaje de «Gustavito», quien era sobrino de «La Chinga», rol que interpretaba su madre Romelia. 

Para este actor venezolano fue una bendición el haber podido trabajar con su mamá desde cerca, quien le transmitió todos sus conocimientos y lo formó para ser un ciudadano responsable y eficiente en su lugar de trabajo.

«Trabajar de cerca con mi mamá significó mucho en mi vida; no solamente trabajar con ella, sino vivir con ella. Ha sido el mejor ejemplo en mi vida», expresó.

Edición UR

Desde muy pequeño se sintió atraído por los espectáculos de títeres y muñecos. A medida que fue creciendo, esa idea comenzó a cobrar vida en su interior hasta que se materializó en 1983 con el «Show de Juan Carlos y sus muñecos».

«Soy un actor titiritero; es decir, me considero más actor que titiritero (…) mi vestuario es ese muñeco. Hago una actuación a través de ese títere que tengo en la mano», dijo Vásquez, quien aclaró que no es ventrílocuo sino titiritero.

El salto a la fama de «Doña Griselda»

El personaje surgió en fiestas de adultos, donde tenía el oficio de leer las cartas con su peculiar modo de hablar sarcástico y un mitómano. Se llamaba Geraldí, «La Iluminada».

Con los años se fue puliendo hasta convertirse en la «refinada y sofisticada «Doña Griselda»

Se dio a conocer en 2008 en el programa de farándula «La Bomba», donde cobró fuerza al hacerse notar por su humor negro y comentarios «sin pelos en la lengua», que provocaron la risa de más de uno en los hogares caraqueños.

La fama de «Doña Griselda» llegó a hacerla acreedora de muchos galardones, entre ellos el «Mara de Oro como Humorista y Personaje más popular del año».

«La televisión le dio la fama, la pantalla es lo que le hace la fama a los artistas. Tenía muchos años haciendo muñecos, pero Doña Griselda salió a la fama, gracias al cariño de la gente».

El linaje

Dentro del acervo popular reza un refrán que dice «hijo de gato caza ratón», muy utilizada para resaltar las características de los hijos que deciden imitar el oficio o profesión de sus padres.

El mayor de los hijos de Vásquez, cuyo nombre es igual al suyo, también siente afinidad hacia los espectáculos de títeres, lo que lo conllevó a sacar su espectáculo «Juanco y sus muñecos», el cual es un proyecto que aún está en formación.

Cortesía Juan Carlos Vásquez

Al ser preguntado entre su actividad de doblaje y sus muñecos, escogió a sus muñecos sin pensarlo, los cuales tiene en su haber 300 aproximadamente; cada uno de ellos con su personalidad, voz y características.

Juan Carlos Vásquez Agüero aún mantiene la posibilidad de que su espectáculo traspase las fronteras y recorra varias ciudades, así como un «stand-up comedy» con Doña Griselda.

Jean Carlos González/ Unión Radio