EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Protestas anticonfinamiento Melbourne/EFE

#EnFotos Manifestantes anticonfinamiento protestan en Melbourne

21/08/2021 | 05:39 am


SÍDNEY.- Cientos de manifestantes en contra de las restricciones de movimiento por la covid-19 se enfrentaron este sábado a la Policía en las calles de Melbourne en una jornada en que Australia batió el récord de contagios en un solo día.

Las imágenes de la televisión ABC muestran cómo un grupo de cientos de manifestantes trata de pasar a través de un cordón policial cerca del Parlamento y algunos de ellos se enfrentan con violencia a los agentes, que responden con aerosoles de gas pimienta y tratando de inmovilizar por la fuerza a los individuos más agresivos, una escena poco habitual en el país.

Tanto Melbourne como Sídney, las dos ciudades más importantes, amanecieron con fuertes despliegues policiales para evitar posibles altercados en las marchas previstas en contra de los confinamientos con los que las autoridades tratan de aplacar un persistente brote de la variante delta de la covid-19.

Las autoridades registraron hoy una suma de 886 casos en los estados de Nueva Gales del Sur y Victoria, la mayoría de ellos en Sídney, epicentro del actual rebrote.

A la espera de datos provenientes de otros estados menos afectados, la cifra ya supera el anterior récord de contagios en un solo día, alcanzado el jueves, con 754 casos, a pesar del confinamiento en vigor en Sídney y sus alrededores desde hace ocho semanas.

En el estado de Nueva Gales del Sur, donde se encuentra Sídney, se registraron hoy tres muertes por covid-19, mientras que, de las 85 personas en cuidados intensivos, 76 están sin vacunar, según las autoridades.

La delicada situación obligó este viernes a las autoridades a prolongar un mes más el confinamiento en este estado, que terminará a finales de septiembre, mientras que Melbourne, en Victoria, permanecerá confinada hasta el 2 de septiembre.

A pesar de la actual crisis, Australia, que ha vacunado a un 25 por ciento de su población mayor de 16 años con la pauta completa, mantiene unas cifras de infección inferiores a las de buena parte del mundo y contabiliza más de 43.000 infecciones y 978 muertes desde el inicio de la pandemia.

El Gobierno australiano espera vacunar a entre un 70 y 80 por ciento de su población mayor de 12 años de un total de 25 millones de habitantes para evitar los confinamientos y reabrir sus fronteras internacionales, que cerraron en marzo de 2020.

EFE

  • Protestas anticonfinamiento Melbourne/EFE