EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Foto referencial

Empresas europeas en Irán en la cuerda floja

10/05/2018 | 08:58 am


TEHERÁN.- La decisión de Estados Unidos de volver a imponer sanciones a Irán ha supuesto un duro golpe para las empresas europeas con negocios en el país persa, donde habían acrecentado su presencia desde la firma del acuerdo nuclear de 2015.

En una situación de incertidumbre se encuentran la mayoría, a la espera de una mayor claridad jurídica y de comprobar cuál va a ser la posición de la Unión Europa (UE) para defender sus intereses. Al mismo tiempo, ya trazan estrategias ante los posibles escenarios, incluso los más pesimistas.

La retirada de EEUU del JCPOA (las siglas en inglés con las que se conoce el acuerdo nuclear) no fue una sorpresa, puesto que el presidente estadounidense, Donald Trump, había amenazado varias veces con tomar esta medida, pero algunos esperaban que no se aplicara de nuevo un régimen tan duro de sanciones.

Según informó el Departamento del Tesoro estadounidense, las sanciones se reanudarán en un primer plazo de 90 días y, en un segundo, de 180, afectando a diversos sectores, entre ellos el energético, fundamental para el desarrollo económico de Irán y en el que numerosas empresas extranjeras tienen intereses.

La abogada francesa Sophie Gabillot, que asesora a compañías extranjeras en Irán, explicó a Efe que estas sanciones, llamadas secundarias, van dirigidas contra empresas, entidades e individuos no estadounidenses, que dependiendo del sector de actividad deberán reducir y liquidar sus negocios en agosto y noviembre próximos.

Gabillot, directora de la oficina de Teherán de la firma de abogados Cohen Amir-Aslani, matizó que «para cualquier bien o servicio que ya haya sido entregado a una contraparte iraní, las entidades no estadounidenses deben poder cobrarlos incluso después de estos plazos».

EFE