EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Antonio García, jefe de la delegación del ELN (foto AVN)

ELN: Santos fue muy claro en que diálogo será en medio de la confrontación

07/04/2016 | 09:09 am


CARACAS.-  El jefe negociador del Ejército de Liberación Nacional (ELN), Antonio García, aseguró que les hubiese gustado emprender las conversaciones de paz con el Gobierno colombiano en un contexto de cese de las hostilidades pero dijo que el presidente Juan Manuel Santos lo rechazó.

«El presidente Santos fue muy claro cuando inició este diálogo y lo ha repetido permanentemente: el proceso de diálogo se va adelantar en medio de la confrontación», recalcó García en una entrevista con Efe en Caracas.

En este sentido y preguntado por un posible cese de los secuestros por parte de la guerrilla, el dirigente subrayó que «habría que mirar también si el gobierno está en la misma disposición de adelantar este tipo de acciones» en relación con presos del ELN.

«La acción humanitaria en un conflicto compromete a las dos partes», insistió García y, respecto a una posible disminución de los ataques guerrilleros contra infraestructuras petroleras, afirmó que habría que ver también «hasta dónde las empresas transnacionales tienen la misma visión de reducir el impacto social, económico, el apoyo al paramilitarismo».

García, considerado el número dos del ELN y cuyo nombre real es Eliécer Erlinto Chamorro, destacó que «lo esencial» de su organización es que «el grueso de su dinámica política tiene que hacerse con la participación de la sociedad».

Por ello cree que las conversaciones, que comenzarán en menos de dos meses en Quito, no pueden ser «simplemente un diálogo a puerta cerrada» entre el Gobierno colombiano y el grupo guerrillero sino que «hay una gran parte de la dinámica política que tiene que adelantarse con el concurso de la sociedad»

«Muchas de las propuestas tienen que ir en la dirección de buscar soluciones a los problemas del país, que de alguna manera tienen que ver con el origen del conflicto armado en Colombia», asevera.

A su juicio, tras estos casi dos años y medio de conversaciones previas «hay madurez» y consenso en que «la salida política tiene que ser un esfuerzo de las dos partes.

«No es un sometimiento de la insurgencia al Estado. Es un pacto político donde las dos partes se van a ir comprometiendo en cómo se buscan soluciones que tienen que ver con el origen del conflicto armado, entendiendo que éste tiene una profunda raíz política y que habrá que buscar acuerdos que vayan más allá del simple tratamiento de las armas», señala.

Respecto a la voluntad de las partes para llegar a un acuerdo, García recalca que «tiene que ser más un hacer que un decir» y considera que «en la medida en que se construyan soluciones» la mesa de diálogo podrá «impactar la realidad» e ir «cambiando el conflicto».

EFE

Radio Escuela

Videoteca

Playlist Mega

Zona Éxitos