EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Foto archivo

El tesoro que llegó del cielo en forma de meteorito

Compradores llegados desde Estados Unidos, Alemania, Dinamarca y, sobre todo de Rusia, quieren llevarse un trozo del objeto que cayó el pasado 2 de septiembre en esta localidad de apenas unas decenas de habitantes cerca de Bingöl

21/11/2015 | 09:04 am


ESTAMBUL.- Si en las películas de catástrofes la caída de un meteorito sólo trae caos y destrucción, para la aldea turca de Sariçiçek ha sido más bien un regalo del cielo que dejó los campos salpicados de fragmentos por los que aficionados y científicos han pagado decenas de miles de dólares.

Compradores llegados desde Estados Unidos, Alemania, Dinamarca y, sobre todo de Rusia, quieren llevarse un trozo del objeto que cayó el pasado 2 de septiembre en esta localidad de apenas unas decenas de habitantes cerca de Bingöl, capital de la provincia homónima en el sureste de Turquía.

Los aficionados pagan precios que oscilan entre los 15 y los 60 dólares por gramo de piedra, y la pieza más grande encontrada hasta ahora pesaba 1,5 kilos, explicó al diario Hürriyet Mehmet Nezir Ergün, vecino de Sariçiçek.

Los trozos de meteorito se han convertido así en una auténtica lluvia de dinero en esta región, que se sitúa entre las diez provincias más pobres de Turquía.

Sólo la semana pasada, las piedras celestes dejaron 200.000 dólares en divisas en la región, asegura Hürriyet, y muchos habitantes han conseguido dar un vuelco a su vida y han comprando un coche o pagado deudas.

En un foro de «cazadores de meteoritos», un aficionado que se identifica como Michael Farmer aseguró hace dos semanas que se llevó 50.000 dólares en billetes a Bingöl y los gastó «en pocos minutos» para adquirir las piezas más bellas.

Muestra en la web fotografías de piedras negras y de color verde oliva con la superficie brillante.

La caída del meteorito causó momentos de miedo a algunos vecinos, ya que explotó minutos antes de la medianoche con dos fogonazos de luz brillante, un momento recogido por varias cámaras de seguridad de Bingöl, cuyos vídeos circulan por las redes sociales.

Según las primeras investigaciones del Consejo de investigaciones científicas y tecnológicas de Turquía (Tübitak), el meteorito era del tipo howardita, un subgénero de las acondritas que proviene, según se cree, del asteroide Vesta.

El núcleo principal del meteorito habría tenido unos 50 centímetros de diámetro y estalló a una altura de 40 kilómetros con una explosión de unos 0,07 kilotones de energía, calculan los científicos turcos.

EFE