EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Papa Francisco/Archivo

El papa quiere que los obispos tengan muy claras las reglas contra los abusos

16/01/2019 | 08:39 am


CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco quiere que, tras el inédito encuentro de febrero sobre la protección de los menores, los obispos regresen teniendo «absolutamente claro lo que se necesita hacer para prevenir y combatir el drama mundial de los abusos».

El portavoz interino del Vaticano, Alessandro Gisotti, convocó hoy a los medios para ofrecer una declaración con algunos detalles sobre los «objetivos» de la reunión a la que han sido convocados los presidentes de las conferencias episcopales de todo el mundo del 21 al 24 de febrero.

Para el papa, «es fundamental que regresando a sus países, en sus diócesis, los obispos reunidos en Roma sean conscientes de las reglas para aplicar y cumplan así los pasos necesarios para prevenir los abusos, para proteger a las víctimas, para no permitir que ningún caso sea ocultado o encubierto», señaló Gisotti.

Puntualizó que «el papa Francisco sabe que un problema global se puede enfrentar solamente con una respuesta global. Y quiere que el encuentro sea una reunión de pastores, no una convención de estudio. Un encuentro de oración y discernimiento, catequético y operativo«.

Al referirse a lo que consideró «las grandes expectativas que se han creado alrededor del encuentro», Gisotti quiso puntualizar en su declaración que «la Iglesia católica no está en el punto de partida en la lucha contra los abusos» pues «el encuentro es la etapa de un camino doloroso pero sin pausa que, con decisión, la Iglesia está recorriendo desde hace más de quince años».

Por otra parte, el Vaticano comunicó que el exportavoz de la oficina de prensa Federico Lombardi será el moderador de las sesiones plenarias que se celebrarán.

En la inédita reunión, ya que en la historia de la Iglesia nunca se había hecho este tipo de convocatoria sino en los Concilios, además de los representantes de las 130 Conferencias Episcopales, también participarán víctimas de los abusos por parte del clero.

Asimismo estarán presentes jefes de las Iglesias católicas orientales, los responsables de los diferentes dicasterios y representantes de las Uniones de Superiores Generales tanto femenina como masculina y miembros de la Comisión de la Protección de menores, entre otros.

EFE