EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



El Frente Nacional, partido de una juventud sin complejos

Ève Froger es, a sus 19 años, una precoz candidata del Frente Nacional (FN) en el departamento de Val-de-Marne, en la periferia parisina, y la prueba de la apuesta de la formación ultraderechista por las nuevas generaciones

13/12/2015 | 11:18 am


635856050717840185wPARÍS.-  «Somos el primer partido entre los jóvenes de Francia, y no es casualidad. El FN responde a las esperanzas y ambiciones de la juventud gala, nos confía responsabilidades», asegura con una amplia sonrisa esta estudiante de derecho durante el mitin de cierre de la campaña de la segunda vuelta de las regionales del partido.

Las encuestas retratan, en efecto, a la formación de Marine Le Pen, la más votada en la primera vuelta del pasado domingo con un 27,7 % de los sufragios, como la preferida entre los jóvenes que acudieron a las urnas.

Aunque 65 % de los que tienen entre 18 y 34 años no votó el pasado domingo, según una encuesta de Ipsos.

Golpeados por el desempleo y la crisis económica, preocupados por el terrorismo y la inmigración, y desencantados de las instituciones europeas y de los partidos tradicionales, los jóvenes galos se refugian en la ultraderecha.

«Es el único partido que propone soluciones contra los problemas de hoy en día, como el paro y la inseguridad, y defiende los valores de la familia, la identidad nacional y una cierta meritocracia», subraya Froger, quien manifiesta haberse sentido víctima del «racismo anti-blanco».

Las juventudes del FN acumulan, según cifras de la formación, más de 25.000 afiliados, 3.000 llegados durante el último año. La media de edad ha descendido en los últimos tres años desde los 26 hasta los 24, constata su líder, Gaëtan Dussausaye, que tiene 21.

«Las redes sociales nos permiten llegar mejor a los jóvenes», explica este parisino, que abandonó sus estudios de filosofía para encarnar el rostro amable y mesurado del partido.

Asiente Froger, aficionada en sus años adolescentes a ver vídeos de política, que llegó a la conclusión «evidente» de que el FN era el único partido «sincero, que no rehuía el debate».

Como ella, muchos jóvenes se muestran cautivados por la retórica firme y autoritaria de los dirigentes de la extrema derecha.

Éric Barbosa, panadero de 19 años y militante del FN desde hace cinco meses, sostiene que es el único partido «coherente».
EFE