EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Cárcel/Archivo

El coronavirus suma tensión en las cárceles superpobladas de Argentina

29/03/2020 | 12:04 pm


BUENOS AIRES.- Si la situación en las cárceles superpobladas de Argentina era delicada, la amenaza del coronavirus las convierte ahora en una olla a presión en un país casi paralizado por la cuarentena obligatoria.

Los motines y las protestas de los últimos días, que dejaron cinco muertos en la provincia de Santa Fe (centro-norte), sacan a la luz la tensión reinante por el temor a que la pandemia de COVID-19 ponga un pie en los penales y agrave las condiciones de hacinamiento que se registran en algunos de ellos.

En las provincias de Buenos Aires y Entre Ríos también se registraron momentos críticos aunque no llegaron a mayores.

ASISTENCIA SANITARIA, PSICOLÓGICA Y MEDIACIÓN

El Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) es el más grande de Argentina, al contar con 45.500 presos y 23.500 agentes en 57 unidades y alcaldías.

En un principio, los internos tomaron la determinación de no recibir visitas para evitar contagios, aunque se permitía que familiares pudieran acercarles elementos de aseo, alimentos, ropa limpia y correspondencia, pero «la cuarentena hizo que los familiares no pudieran moverse y eso provocó picos de tensión en las unidades de Florencio Varela y Batán», revelaron a Efe fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

«Hasta ahora esto está acotado, luego de que se tomaron medidas para prevenir por un lado la salud y, por otro, la situación de ansiedad entre los internos», señalaron.

Contrarreloj, las autoridades crearon una mesa de contención psicológica y otra de mediación en la que participan médicos, abogados y organismos de derechos humanos, entre otros, para «prevenir situaciones que pudieran llegar a ser conflictivas», según informaron las fuentes penitenciarias.

EFE

Videoteca

Zona Éxitos