EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



"Tocaoras", de Alicia Cifredo, que explora el pasado, presente y futuro en la historia del flamenco. Foto archivo

El cine político dirigido por mujeres, protagonista de un ciclo en Montevideo

Del 30 de noviembre al 1 de diciembre se proyectarán las películas españolas «No existimos», de Ana Solano, que ahonda en el problema de las mujeres refugiadas y exiliadas

28/11/2015 | 02:30 pm


MONTEVIDEO.- La VI Muestra de Cine Político dirigido por Mujeres pondrá en cártel cinco en una certamen organizado por el Centro Cultural de España (CCE) en Montevideo, en el marco de la campaña «16 días de activismo contra la violencia de género».

Del 30 de noviembre al 1 de diciembre se proyectarán las películas españolas «No existimos», de Ana Solano, que ahonda en el problema de las mujeres refugiadas y exiliadas, y «Tocaoras», de Alicia Cifredo, que explora el pasado, presente y futuro en la historia del flamenco.

Además de «En tierra extraña», de Icíar Bollaín, dedicada a los españoles que emigraron por la crisis y el documental colectivo «El tren de la libertad», realizado en España por más de 80 mujeres entre directoras, montadoras, productoras o guionistas, que se centra en la legislación del aborto en ese país.

Completa el cártel el filme argentino «Mujeres en la Mina», de Malena Bystrowicz y Loreley Unamuno, que retrata a tres mujeres que viven y trabajan en las minas del Cerro Rico de Potosí, en Bolivia.

La Muestra de Cine Político dirigido por Mujeres, que desde hace seis años se realiza en Madrid por la equidad de género, busca visibilizar y aportar nuevos puntos de vista, un trabajo que el CCE ya comenzó el pasado marzo con el ciclo Enfocadas y que en noviembre continúa en el marco de la campaña contra la violencia de género.

A esta se suma la Cooperación Española en Uruguay con diversas actividades.

Según informó el CCE, en una nota de prensa, la muestra cinematográfica pretende generar «un espacio de difusión de películas con difícil acceso al circuito comercial dando fundamental y único lugar a las creaciones dirigidas por mujeres».

«Para dar visibilidad a una mirada que pareciera no encontrar espacios», añade el texto, que señala que, al mismo tiempo, se busca hacer uso del poder del cine como medio de transmisión de ideas para crear un lugar de debate y discusión política.

EFE