EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



La artista Isabel Muñoz y su conmovedor trabajo fotográfico

El álbum de familia de nuestros antepasados

Durante 3 años la artista Isabel Muñoz trabajó en «Álbum de Familia», proyecto que la llevó a Congo y Borneo tras haber retratado a tribus en Papúa Nueva Guinea y Etiopía

15/12/2015 | 02:36 pm


Familia de Bonobos

Familia de Bonobos

MADRID.- «Álbum de Familia» refleja el universo emocional, físico y psíquico de los grandes simios, que bromean, besan, se enfadan y posan como personas ante la cámara de Isabel Muñoz, una artista que ha encontrado en los primates «el eslabón más cercano» al ser humano.

«No esperaba conocer algo tan bestial, contundente y arrollador», explica esta española, ganadora de dos premios World Press Photo y con obra expuesta en los museos de Arte Contemporáneo de Nueva York y Houston (EEUU).

En ambos proyectos había un nexo en común: «Buscar el último eslabón», afirma la artista (Barcelona, 1951), que a los 13 años tocó por primera vez una cámara y hasta hoy no ha separado sus manos, sus ojos ni su corazón de esta herramienta de trabajo.

El nombre de la exposición se debe a esa indagación: «llevo muchos años buscando de dónde venimos, cómo éramos, a dónde vamos, qué hemos perdido y qué hemos ganado con la globalización y siglos de cultura».

Y, de repente, «estaba allí rodeada de estos primates y pensé ‘madre mía, el eslabón más cercano son los grandes simios'», explica la fotógrafa mientras guía a la periodista entre cajas de madera y enormes imágenes en blanco y negro depositadas en el suelo de la galería madrileña donde mañana inaugura la exposición.

Hembra de bonobo con sus dos crías en la República Democrática del Congo

Hembra de bonobo con sus dos crías en la República Democrática del Congo

Tras advertir que «Álbum de familia» no es una muestra de naturaleza, reconoce que esta experiencia le ha llevado a cuestionarse si los grandes simios -bonobos, gorilas, orangutanes y gibones- tienen derechos como los humanos. Su respuesta es afirmativa.

De hecho es revelador que durante la conversación, a la fotógrafa se le cuelen palabras como personas, niños o bebés al referirse a los primates.

«Cuando ves cómo besan, cómo mueren de amor (por la pérdida de sus parejas), cómo respetan a sus muertos y reconocen la maternidad, te cuestionas muchas cosas», subraya.

El gorila Malabo, en el Zoo de Madrid

El gorila Malabo, en el Zoo de Madrid

Se pregunta al respecto si los humanos tienen derecho a separar a estas familias para enviar a uno de sus miembros a los zoológicos.

Malabo, el gorila del zoo de Madrid, se comportó como una estrella del rock durante la sesión de trabajo. Su único afán era «chupar cámara». «Era ego, pero también una forma de jugar».

Una de las hembras retratadas en Congo se llevó una mano al ojo e imitó el gesto de coger el teleobjetivo. «Parece que te dice: ahora te observo yo».

Las imágenes muestran primates que acarician y se dejan acunar por el sol; madres y crías orangutanes que acercan sus labios en pose mimosa; bonobos que parecen reflexionar sobre el mundo en actitud mística; coquetos que se colocan una corona de hojas antes del disparo de la cámara; tiernos abrazos como sólo da una madre y besos que se acompañan del gesto humano de cerrar los ojos.

El gorila Wet en el Zoo de Madrid

El gorila Wet en el Zoo de Madrid

En la reserva de Kahuzi Biega (Congo), Muñoz vivió una de las experiencias que más le impactaron: observó cómo un macho alfa (Chipanuga) se hizo cargo de una cría tras la muerte de su madre después de que las hembras de la manada, algo bastante inusual, la rechazaran e incluso hirieran.

En ese momento, Chipanuga se convierte en madre, le cura y alimenta hasta sacarlo adelante.

La mayor parte de las imágenes están tratadas con la técnica de la platinotipia, utilizada en el siglo XIX. En este proceso la artista debe preparar el papel aplicándole, como si de pintura se tratase, una solución de platino.

Concluye que los grandes simios tienen sentimientos, una parte oscura y otra maravillosa, igual que los humanos.

EFE/SPLL