EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Ejército sirio inicia amplia ofensiva para liberar zonas del terrorismo

El jefe del Estado Mayor afirmó que la institución castrense siria conserva la iniciativa militar «con la formación de fuerzas humanas equipadas con armas, principalmente el Cuerpo IV de Irrupción»

08/10/2015 | 08:18 am


BEIRUT.- El jefe del Estado Mayor sirio, general Ali Abdalá Ayub, anunció que las Fuerzas Armadas de su país han iniciado una amplia ofensiva «con el objetivo de eliminar a las organizaciones terroristas y liberar las zonas y los pueblos que sufren el terrorismo».

El Ejército sirio ha comenzado el ataque «tras los golpes aéreos rusos que han mermado la capacidad de combate del ‘Daesh’ (acrónimo de Estado Islámico en árabe) y de otros grupos terroristas», dijo Ayub según la agencia de noticias oficial siria, Sana.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, por su parte, señaló que los efectivos gubernamentales sirios lanzaron hoy una ofensiva en la planicie de Al Gab, en la provincia central de Hama, después de varios bombardeos de aviones rusos.

La planicie de Al Gab está controlada por el Ejército de Al Fatah, una alianza de facciones de tendencia islámica, que suele colaborar con el Frente al Nusra, filial siriade Al Qaeda.

La ONG aseguró que al menos trece efectivos del régimen sirio murieron en combates contra sus oponentes, que sufrieron once bajas, en el pueblo de Latmin y otras áreas del norte de Hama.

Los insurgentes, que disponen de misiles TOW, de fabricación estadounidense, también lograron destruir al menos quince vehículos y carros de combate del régimen.

Hama es vecina de la provincia costera de Latakia, uno de los principales feudos gubernamentales y donde vive gran parte de la minoría alauí, credo que profesa el presidente sirio, Bachar al Asad.

Por su parte, una fuente militar, citada por Sana, agregó que la aviación rusa, en cooperación con la siria, llevó hoy a cabo una serie de «ataques de precisión» contra blancos del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Anadan, Al Atareb, Deir Hafer y Al Bab, en la provincia septentrional de Alepo.

EFE