EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



El EI resiste en sus últimos reductos en el noreste de Mosul

23/01/2017 | 02:33 pm


ERBIL .- El Ejército iraquí se estancó en su ofensiva contra los yihadistas y no consiguió expulsar a los últimos que resisten en el noreste de Mosul y en zonas al norte de la ciudad, donde se encuentran prácticamente aislados y no tienen escapatoria, por lo que están dispuestos a luchar hasta la muerte.

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) se ha enrocado en el barrio residencial de Al Rashidiya y en otras zonas más pequeñas, donde siguen firmes a pesar de que hace una semana las fuerzas gubernamentales recuperaron el resto de la mitad este de Mosul.

El analista militar Amr al Bak, general retirado del Ejército iraquí, dijo a Efe que en el noreste de Mosul quedan entre 1.000 y 1.200 combatientes radicales, pero se teme que otros se han camuflado entre los civiles.

A los yihadistas les quedan dos opciones, «rendirse o resistir», pero ya están derrotados en el este, según Al Bak.

El EI ya ha perdido a manos de sus enemigos la mitad oriental de Mosul, que está dividida en dos por el río Tigris, y «apuesta» por la parte occidental, agregó Al Bak.

La mitad oeste de Mosul permanece bajo el estricto control de la organización radical, pero se encuentra rodeada por todos los flancos.

La batalla al otro lado del Tigris, donde Al Bak estima que hay unos 5.000 miembros del EI, será aún más dura que en el este, debido a la elevada densidad de población y a la propia estructura de la ciudad, con barrios más humildes, de calles pequeñas y casas amontonadas.

La ONU calcula que en la parte oeste de Mosul han permanecido unos 750.000 habitantes.

EFE