EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Archivo

EEUU cierra mitad de año con 17 ejecuciones, 6 menos que 2014

La espera por la sentencia del Tribunal Supremo sobre el tipo de sustancia utilizada tiene paralizadas las ejecuciones

28/06/2015 | 02:37 pm


WASHINGTON.- Estados Unidos cerrará el primer semestre de 2015 con 17 ejecuciones, seis menos que el año pasado por estas fechas y en vísperas de un fallo del Tribunal Supremo sobre un sedante utilizado en las inyecciones letales que puede cambiar el rumbo de la pena de muerte en el país.

Este contencioso, cuyo fallo se espera para esta semana, tiene paralizadas las ejecuciones en la mayoría de estados desde que en enero los magistrados ordenaron a Oklahoma dejar de inyectar midazolam a sus presos condenados a muerte.

La orden también afectó a Florida, mientras que otros estados las suspendieron a la espera del fallo del Alto Tribunal.

Desde entonces, tan solo Texas y Misuri, los dos estados que copan 56 % de las ejecuciones de los últimos tres años y que usan otra sustancia (pentobarbital) comosedante, aplicaron la pena de muerte.

Esa semiparálisis a la que estuvo sometida la pena capital durante estos meses provocó que la cifra de ejecuciones en el primer semestre de 2015 fuera de 17, seis menos que el 30 de junio de 2014, que a su vez ya fue el año con menos ajusticiados de las dos últimas décadas en el país.

Texas ejecutó a nueve presos, Misuri a cuatro, mientras que en enero Oklahoma (1), Florida (1) y Georgia (2) alcanzaron a repartirse el resto.

Texas y Misuri son también los únicos estados con ejecuciones previstas para los próximos meses, siete en total hasta octubre, aunque una sentencia del Supremo favorable al uso del midazolam podría provocar una avalancha de citas entre presos y verdugos en el resto del país a partir de julio.

Si por lo contrario queda definitivamente prohibido, supondría un descalabro para muchos de los estados que aún aplican la pena de muerte.

A la espera de lo que puedan fallar los magistrados del Supremo, algunos estados aprovecharon estos primeros meses del año para legislar con la hipótesis de que se prohíba el midazolam y no puedan obtener medicamentos alternativos para aplicar inyecciones letales.

De este modo, Tennessee reinstauró la silla eléctrica, Utah el escuadrón de fusilamiento y Oklahoma aprobó el uso del nitrógeno por asfixia, métodos inusuales o inauditos en los últimos años que ahora podrían aplicarse en los próximos meses.

Los más recientes sondeos además, indican que el apoyo a las ejecuciones entre los estadounidenses se sitúa en 56 %, su nivel más bajo desde hace 40 años y lejos del 80 % que cosechaba hace dos décadas, constatando las horas bajas por las que pasa la pena de muerte.

Pase lo que pase con el fallo del lunes, la próxima cita con la pena de muerte será el 14 de julio, cuando el estado de Misuri pretende ejecutar a David Zink por el secuestro, violación y asesinato de una joven de 19 años en el 2001.

EFE/SPLL

Radio Escuela

Videoteca

Playlist Mega

Zona Éxitos