EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Lo escuchaste en: A Tiempo

Economistas urgen desmontar controles de cambio y de precios

Para Nelson Ford Jaimes y Manuel Sutherland, los controles de cambios y precios, sumados a la impunidad, han llevado al país a una crisis sin precedentes con la inflación y la caída del salario más altas del mundo

28/06/2016 | 12:29 pm


cambiario19CARACAS.- El economista Nelson Ford Jaimes, especialista en Gerencia Pública y maestría en integración nacional, urge al ejecutivo a desmontar el control de cambio. “Construir de manera progresiva un solo tipo de cambio y desmontar el control de  cambio cuando los ingresos petroleros vuelvan a su  mecanismo real”.

Para el experto también es necesario combatir la impunidad en el marco del control de precios y de la política fiscal. “Ese desabastecimiento programado no está dando soluciones por más que creen los Comités Locales de Abastecimiento y Producción –CLAP-, hay que buscar otras salidas”.

En el Foro A Tiempo de Unión Radio, recomienda incorporar al sector privado haciéndolo corresponsable, diseñando un ajuste progresivo de asignación de divisas a cambio de que el empresario asegure el producto en los anaqueles.

Para el economista, la corrección monetaria hay que hacerla a dos ceros y desmontar todos los controles para evitar que se genere caos dentro del sistema. “Pero si levantamos los controles con impunidad vamos a ampliar el arma de destrucción”.

Por su parte, el economista Manuel Sutherland, director del Centro de Investigaciones y Formación Obrera –CIFO-, considera que la tasa de cambio fijada por el ejecutivo del dólar a 10 bolívares “es insólita porque subsidia 95% a empresarios que importan medicinas, alimentos y maquinarias y que no se ve reflejado en el precio de ninguna mercancía”.

Considera que la sobrevaluación de la moneda es una transferencia de renta petrolera hacia sectores importadores que dificulta el desarrollo industrial y agrícola y facilita toda clase de fraudes en importaciones. “Contribuye a tener los anaqueles vacíos, disminuye la oferta de bienes y servicios lo que hace que los precios suban y todo esto se condimenta con una impresión de dinero inorgánico nunca antes vista de 33 mil por ciento”.

Precisó que todos estos factores han llevado a Venezuela a tener la inflación más alta del planeta y la caída del salario real más fuerte del mundo.

Sonia Pomenta Llaña/Unión Radio