EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Brexit Irlanda del Norte

Dublín cree que la mayoría de los Comunes no quiere un brexit sin acuerdo

28/02/2019 | 09:53 am


DUBLIN.- El viceprimer ministro irlandés, Simon Coveney, afirmó hoy que «parece claro» que la mayoría del Parlamento británico quiere evitar un «brexit» sin acuerdo, como refleja, dijo, el resultado de varias votaciones celebradas esta semana en Londres.

El dirigente democristiano aseguró que las conversaciones que mantendrán el Reino Unido y la Unión Europea durante las próximas semanas serán clave para lograr que la primera ministra británica, Theresa May, ratifique en Westminster un «pacto final» de salida del bloque, en otra votación prevista para el 12 de marzo.

«Creo que el Parlamento europeo quiere trabajar con el Reino Unido para tranquilizar y ofrecer clarificaciones para lograrlo, en particular respecto al protocolo de Irlanda y la salvaguarda irlandesa», declaró Coveney, quien se reúne esta tarde en Dublín con el «número dos» del Gobierno británico, David Lidington.

A pesar de que Bruselas está abierta al diálogo, el viceprimer ministro y titular de Exteriores subrayó que el acuerdo del «brexit» pactado con May el pasado noviembre no puede ser renegociado.

«Lo que ofreceremos será un anexo, pero de una manera que no mine el significado de ese texto, el cual creo que es muy importante desde el punto de vista irlandés», indicó Coveney.

May prometió este martes que los diputados podrán votar sobre el acuerdo negociado con Bruselas el 12 de marzo, pero si ese pacto es rechazado, entonces los parlamentarios votarán sobre si aceptan una salida británica de la UE -el 29 de marzo- sin pacto alguno.

En caso de que esa segunda opción fuera también rechazada, entonces los comunes votarán si deciden retrasar el «brexit», por un periodo limitado de tiempo, una opción a la que no se opondría Dublín, según Coveney.

El texto negociado con Bruselas había sido rechazado por los comunes por el descontento de los euroescépticos respecto a la salvaguarda irlandesa (pensada para evitar una frontera dura entre las dos Irlandas), pues temen que el país permanezca atado a las normas comunitarios si las dos partes no llegan a un acuerdo sobre su futura relación comercial para finales de 2020.

EFE/SPLL