EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Dos estrellas enanas revelan secretos de la formación de los planetas

Científicos australianos realizaron el hallazgo por casualidad. El comportamiento de estos planetoides reveló que los planetas no se forman en la misma cantidad de tiempo

22/09/2015 | 10:38 am


SIDNEY.- Astrónomos australianos descubrieron los discos de gas y polvo cósmico de dos estrellas enanas rojas cercanas relativamente al Sistema Solar que pueden revelar pistas sobre la formación de los planetas.

Un equipo de la Universidad Nacional Australiana (ANU) y la Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW) detectó por casualidad los discos con un poderoso telescopio en la asociación estelar Escorpio-Centauro, a unos 380 millones de años luz de distancia.

Estos cinturones se forman en torno a las estrellas jóvenes y se van desvaneciendo a medida que se forman los planetas.

Hasta ahora, los científicos creían que estos discos estelares desaparecían aproximadamente a los cinco millones de años, dando paso a planetas que tardan varios millones de años más en solidificarse por completo.

El descubrimiento de los científicos australianos puede suponer que haya planetas que disponen de más tiempo para formarse, lo que arroja nuevas posibilidades de investigación.

«Todos los planetas nacen en las órbitas de los discos ‘circunestelares’ de gas y polvo, que tienen un tiempo de vida típico de menos de cinco millones de años», explicó a Efe el jefe de la investigación, el astrónomo Simon Murphy, de la ANU.

Los planetas rocosos creados de la acumulación de pequeños cuerpos se forman en unos diez millones de años, a medida que los discos se disipan, aunque planetas gigantes de gas como Júpiter o Saturno de demoran unos millones de años más.

Según Murphy, el hallazgo de los discos alrededor de las estrellas enanas de 15 millones de años «supone una evidencia convincente de que los discos alrededor de las estrellas con masas menores que las del Sol pueden durar más de lo que se pensaba».

Cambian los paradigmas establecidos
Este descubrimiento pone a prueba las actuales teorías sobre la formación de los planetas porque sugiere que «se dispone de más tiempo para que se formen los planetas alrededor de esas estrellas y más tiempo para que los planetas migren alrededor del disco (de gas y polvo cósmico)», acotó el astrónomo.

Los autores del estudio, publicado en la revista mensual Notices of the Royal Astronomical Journal, no observaron directamente los cinturones de gas y polvo cósmico, sino a través de una especie de destello inusual detectado por el potente telescopio WISE, de la NASA, en el espectro infrarrojo de las estrellas.

Pero la relativa cercanía de las dos estrellas enanas rojas a las que circunvalan abre la posibilidad de poder observar directamente los discos e incluso la formación de un planeta a través de telescopios especializados.

EFE