EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



El astronauta Scott Kelly a su llegada a la Tierra

Dos astronautas vuelven a casa tras un año en órbita

Fue un retorno triunfal para Kelly y Mikhail Kornienko tras 340 días en el espacio y mientras su Soyuz se desacoplaba, los deseos de «buena suerte» llenaron el Twitterverse

02/03/2016 | 02:33 pm


Mikhail Kornienko reacciona tras aterrizar cerca de la localidad de Dzhezkazgan, en Kazajstán, en una nave soyuz procedente de la Estación Espacial Internacional

El cosmonauta Mikhail Kornienko aterrizó en Kazajstán, en una nave soyuz procedente de la EEI

CABO CAÑAVERAL, Florida.- El astronauta Scott Kelly regresó a la Tierra el miércoles tras completar una hazaña sin precedentes para la NASA: Pasar un año en órbita. Aterrizó en el inhóspito Kazajstán con un cosmonauta ruso con el que compartió toda su estancia en la estación espacial.

Su cápsula soyuz bajó en paracaídas sobre las estepas de Asia central poniendo fin así a una misión científicamente enriquecedora en la Estación Espacial Internacional, que comenzó en marzo del año pasado y se considera un primer paso hacia un posible viaje a Marte.

«El aire está muy bien aquí», dijo el portavoz de la NASA presente en la zona del aterrizaje, Rob Navias, citando a Kelly. «No tengo ni idea de porque están tan abrigados».

Claramente animado y con buen aspecto, el astronauta dijo no notar muchas diferencias con la misión que lo tuvo cinco meses en el espacio hace cinco años.

La pareja viajó 231.746 millones de kilómetros (144 millones de millas) a través del espacio, dio la vuelta al mundo 5.440 veces y experimentó 10.880 amaneceres y puestas de sol orbitales durante el vuelo espacial más largo para un estadounidense.

Kelly publicó el martes un último lote de fotografías de la salida del sol en Twitter, antes de bromear: «¡Me tengo que ir!». Su último tuit desde el espacio llegó horas más tarde: «El viaje no ha terminado. ¡Sígueme mientras redescubro la #Tierra!».

Pilotando la cápsula soyuz que llevó a casa a Kelly, de 52 años, y a Kornienko, de 55, estuvo el cosmonauta Sergey Volkov, una década más joven y cuya estancia en la EEI duró los seis meses habituales.

A su llegada a la Tierra se encontraron temperaturas gélidas, justo como cuando despegaron de Kazajstán el 27 de marzo de 2015.

Los dos astronautas fueron sometidos a una serie de pruebas médicas después de aterrizar. Antes de comprometerse a misiones incluso más largas a Marte, la NASA quiere conocer los límites del cuerpo humano durante un año sin gravedad.

La misión no duró un año sino 340 días, según el calendario de despegue y aterrizaje ruso, pero aun así es un récord para la NASA.

El astronauta estadounidense que más se acercó al record fijado ahora por Kelly está a 125 días de distancia. Rusia continúa en cabeza cuando se trata de los vuelos espaciales de larga duración. El récord mundial de 438 días fue impuesto por un doctor ruso a mediados de la década de 1990.

AP/SPLL