EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Lo escuchaste en: Al instante

Diputados aseguran que los CLAP son un nuevo mecanismo de control político

Para Milagros Paz y Carlos Paparonni, el ejecutivo en vez de impulsar la producción, emite decretos de emergencia y medidas de control político que incrementan la escasez y la corrupción

08/06/2016 | 10:13 am


PAZ19CARACAS.- Milagros Paz, diputada de la Mesa de la Unidad Democrática –MUD-, asegura que los Comités Locales de Abastecimiento y Distribución –CLAP-, las captahuellas y el número de cédula, son medidas de control que generan más corrupción. “A medida que hay más control hay más corrupción”.

La parlamentaria precisó que las bolsas de comida que llegan a la comunidad son insuficientes porque “quien administra la comida, que generalmente es del partido de gobierno, si le llegan 100  bolsas de comida, 40 las revende en la calle, la otra mitad la distribuye entre su familia y lo que queda se lo da a la comunidad”.

En el Foro A Tiempo en Unión Radio, Paz resaltó que en el interior hay una escasez de 90%. “Los productos de primera necesidad alcanzan 90% de escasez, la gente no se está ocupando de su alimentación”.

Paz señaló que el gobierno además de acabar con el aparato productivo del país, acabó con la posibilidad de los ciudadanos de cuándo, cómo y dónde comprar la comida que necesitan.

Destacó que la escasez está generando graves problemas de desnutrición en la población. “Nos preguntamos nosotros, en aproximadamente 6 meses, cuáles van a ser los cuadros de desnutrición de los venezolanos”.

“No hay comida”, aseveró la parlamentaria al destacar que los decretos de emergencia del presidente Nicolás Maduro han profundizado mas la crisis, son pañitos calientas que han politizado la distribución de comida.

PAPARONI19Por su parte, el diputado de la MUD, Carlos Paparoni,  considera que el ejecutivo en vez de estimular la producción, está administrando la crisis. “Tratando de administrar la escasez y lo que está logrando es que se incremente la corrupción”.

Paparoni explicó que anunciaron que distribuirían 500 mil bolsas de alimentos y los ciudadanos se preguntan dónde están llegando. “Tienen los CLAP la capacidad de eliminar todas las bodegas, todos los supermercados, toda la red de distribución que está montada o el problema real es que no se dedicaron a producir, cambiaron la producción por la importación y realmente estamos en la crisis que ellos provocaron”.

Para Paparoni, los CLAP son una especie de “apartheid político” a través de la distribución de alimentos. “Ahora nos dicen que la solución son unas bolsas de comida que no está llegando a todos. “Los venezolanos lo que necesitamos es poder comprar alimentos que no existen y que se vuelva a creer en la producción nacional en vez de seguir apostando a la exportación”, precisó.

Paparoni aseveró que el problema no es de distribución, sino que no hay alimentos, finalizó.

Sonia Pomenta Llaña/Unión Radio