EN VIVO DEPORTES



Diego Costa no estuvo presente en el inicio de los entrenamientos del Chelsea

10/07/2017 | 09:52 am


LONDRES.- El jugador Diego Costa faltó hoy a la primera sesión de entrenamiento del Chelsea inglés, mientras siguen los rumores sobre su posible traspaso al Atlético de Madrid, informa hoy la agencia de noticias británica Press Association (PA).

Según este medio, el delantero y los responsables de los «blues», campeones de la «Premier» este año, acordaron mutuamente que retrase su reincorporación a la disciplina del equipo que entrena el italiano Antonio Conte, mientras se resuelve su futuro.

Tampoco está claro, señala la PA, si Costa, de 28 años, viajará con el resto de la plantilla la próxima semana a China y Singapur, donde el Chelsea tiene previsto continuar la preparación de esta nueva campaña.

El internacional con la selección española declaró el mes pasado que Conte le comunicó al final de la temporada que no cuenta con él y, desde entonces, se especula que podría regresar al Atlético de Madrid, club que abandonó en 2014 para iniciar su aventura inglesa en Stamford Bridge.

No obstante, la UEFA ha prohibido al equipo madrileño fichar durante este verano, por lo que Costa no podría incorporarse a la plantilla que dirige Diego Simeone hasta la ventana de traspasos del próximo enero.

Durante la pasada temporada, el ariete anotó 20 goles en 35 partidos con el Chelsea, con el que tiene contrato en vigor hasta el 2019.

El jugador descartó fichar por alguno de los clubes de la liga china porque prefiere jugar en Europa para entrar en los planes del seleccionador español, Julen Lopetegui, de cara al Mundial de Rusia del próximo año.

La posible salida de Costa de la capital británica se ha complicado después de que Conte no haya podido hacerse con los servicios del atacante belga Romelu Lukaku, quien ha sido traspasado por el Everton al Manchester United.

El técnico italiano confiaba en que el fichaje de Lukaku hubiese facilitado la marcha de Diego Costa, cuyo futuro sigue, de momento, en el aire.

EFE