EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Delegaciones estudian plan de aportes de fondos y directorio de Banco del Sur

01/09/2016 | 04:06 pm


QUITO .- Delegaciones de los Gobiernos de Argentina, Bolivia, Ecuador, Uruguay y Venezuela iniciaron hoy en Quito una reunión en la que estudiarán el cronograma de aportes de capital al Banco del Sur y la elección del consejo directivo de la entidad.

El evento, precedido de una reunión del consejo de administración del banco celebrada este martes, fue inaugurado por el ministro de Finanzas de Ecuador, Fausto Herrera, quien expresó su confianza en que la proyectada entidad «se convierta en una gran alternativa financiera de la región para impulsar proyectos estratégicos que promuevan el desarrollo«.

«Entendemos que la puesta en operación del banco debe trascender la situación económica actual y las tendencias políticas de los gobiernos», declaró.

El Banco del Sur se concibe como una fuente de financiación nacional y regional que impulse el comercio y la productividad en la zona y, al mismo tiempo, pretende fomentar el ahorro y contrarrestar lo que el canciller ecuatoriano, Guillaume Long, ha calificado de «fuga de capitales»: un flujo de fondos que va desde los países latinoamericanos hacia fuera de la región.

Y es que, según datos del Banco de Pagos Internacionales citados por el Gobierno ecuatoriano, los depósitos de América Latina en el resto del mundo son de unos 1.034 millones de dólares, más de 75 % de los cuales están en Estados Unidos.

Según las autoridades ecuatorianas, con la puesta en operación del banco será posible financiar proyectos asociados a la soberanía alimentaria, sanitaria, energética, de recursos naturales y de conocimiento lo que, a su vez, fortalecerá la agenda de integración de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Por eso, entre los proyectos cuya financiación se propone acometer el banco figuran acciones ya planificadas por la Unasur referentes a vialidad, en particular interconexión ferroviaria, despliegue de una red de fibra óptica regional y sistema eléctrico interconectado.

En cuanto a la capitalización del banco, se considera que con el 5 % del aporte de recursos programado para el primer año, el banco puede iniciar sus operaciones. En el caso de Ecuador, ese monto asciende a 400.000 dólares que el Ejecutivo se ha comprometido a aportar.

A un plazo de hasta diez años, el capital debe llegar a los 7.000 millones de dólares, en función del tamaño de las economías de los países miembros.

Así, Argentina, Brasil y Venezuela tendrán que aportar 2.000 millones de dólares cada uno y Ecuador y Uruguay 400, también cada uno, mientras que Bolivia aportaría cien millones, lo mismo que Paraguay.

EFE