EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



El ministro de agricultura y ganadería Carlos Baruja (i) habla junto al presidente del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (SENAVE) Esteban Cabrera/EFE

Declaran emergencia en el Chaco paraguayo para contener plaga de langosta

01/03/2017 | 10:14 am


ASUNCIÓN.- El Gobierno declaró hoy el estado de emergencia fitosanitaria en los departamentos de Alto Paraguay y Boquerón, en el Chaco paraguayo, como medida de contención de la plaga de langosta que afecta la zona, que todavía no ha producido daños en la producción agropecuaria.

La emergencia tendrá una extensión de 60 días en los cuales se intentará cortar el ciclo de reproducción de la langosta, que se concentra en nueve focos que se mueven en una franja de unos 100 kilómetros y a unos 35 kilómetros de la frontera con Bolivia, país donde el insecto ha causado más daños.

«La idea es evitar la dispersión de esa zona a otras más productivas del Chaco, que es una de las cuencas lecheras del país», dijo en una rueda de prensa Nelson Fariña, técnico del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave).

El presidente del Senave, Oscar Cabrera, dijo que el ente estatal destinará unos 160.000 dólares para combatir la plaga mediante monitoreos, fumigaciones puntuales terrestres y en último caso, y si fuera necesario, fumigaciones áreas.

«Los trabajos se harán con los más rigurosos criterios y con técnicas sin impacto en el medio ambiente y en la salud de las personas. Estamos buscando productos que no afecten a otras especies», dijo Cabrera.

Añadió que esa inversión supone un 25 % menos de la que empleó Bolivia para el combate contra la plaga, lo que según Cabrera muestra el menor impacto que la langosta está causando en el Chaco paraguayo.

Sin embargo subrayó que el Gobierno no puede permanecer inactivo y que se ha optado por «cortar el ciclo biológico de la plaga, que se desplaza de oeste a este.

Fariña explicó que la plaga se ha asentado en el Chaco gracias a las condiciones climatológicas, con una lluvia constante que favorece el ciclo reproductivo.


EFE