EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Cuba autoriza a primera empresa de EE.UU. para instalarse en Zona de Mariel

 La empresa productora de tractores Cleber se ha convertido en la primera compañía estadounidense en recibir la autorización del gobierno de Cuba para instalarse en la Zona Especial de Desarrollo de Mariel (ZEDM), según informó hoy la televisión estatal de la isla

05/11/2015 | 07:56 am


LA HABANA.-La empresa estadounidense, con sede en Alabama, busca establecer una ensambladora de pequeños tractores en la ZEDM, un proyecto todavía en construcción de un puerto mercante y un gran centro empresarial, con el que Cuba pretende impulsar la economía nacional, generar exportaciones, captar inversión extranjera y generar empleo.

Según el reporte televisivo, los propietarios de Cleber, los empresarios Horace Clemmons y Saul Berenthal, esperan aún por la aprobación de su proyecto por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (Ofac) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos para poder instalarse allí.

Uno de los empresarios de Cleber, que asiste a la 33 Feria Internacional de La Habana (FIHAV 2015), dijo al telediario que a finales de julio pasado realizaron su petición de licencia a la Ofac.

La firma fue autorizada hace unos meses por el gobierno de Cuba para instalar un centro de ensamblaje y manufacturación de tractores en el país.

La directora general de la Oficina de la ZEDM, Ana Teresa Igarza, animó a empresas estadounidenses a interesarse por las posibilidades de esa zona a pesar de que la ley del embargo que Washington aplica contra Cuba todavía les impide invertir directamente en la isla, en unas declaraciones a medios oficiales de la isla.

El proyecto del Mariel y la Ley de Inversión Extrajera, aprobada en la isla en marzo de 2014, son dos de los instrumentos emprendidos por Cuba para relanzar su debilitada economía y captar los 2.500 millones de dólares anuales que necesita la isla para que su economía sea sostenible.

Hasta el momento están aprobadas en el Mariel inversiones de ocho empresas, de ellas seis extranjeras: dos belgas, dos mexicanas, una española y la estadounidense.
EFE