EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Antonio Costa

Costa se compromete con la izquierda a no tocar salarios ni pensiones en Portugal

Antonio Costa llegó a un acuerdo con los grupos de izquierda de Portugal ante una posible dimisión del Primer Ministro Pedro Passos Coelho

07/11/2015 | 11:20 am


LISBOA.- El líder socialista portugués, António Costa, se comprometió con las otras fuerzas de la izquierda a no tocar los salarios, las pensiones o los impuestos sobre rendimientos si fuera necesario aplicar medidas adicionales para controlar el gasto.

Esta condición forma parte de las llamadas «reglas de oro» incluidas en los acuerdos con el marxista Bloque de Izquierda y con el Partido Comunista Portugués para preparar el programa alternativo de Gobierno que Costa presenta hoy ante la Comisión Nacional del Partido Socialista.

Las fuerzas de la izquierda repasan este fin de semana los últimos flecos de sus negociaciones ante la previsión de que el Ejecutivo conservador de Pedro Passos Coelho tenga que dimitir la próxima semana, cuando su programa de Gobierno sea rechazado en la Asamblea de la República.

La posibilidad de que el presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, decida entonces encargar la formación del Gobierno a Costa como segundo candidato más votado llevó a las fuerzas de la izquierda a ultimar sus negociaciones para poder presentar una alternativa de Gobierno.

Costa ya aseguró el viernes que está cerrada «la parte más importante» de los acuerdos, la relativa al programa de Gobierno, aunque matizó que falta garantizar que haya condiciones para gobernar durante toda la legislatura.

Marxistas y comunistas aceptaron que puedan ser necesarias medidas adicionales a las previstas en el acuerdo, pero Costa se comprometió a que no afecten a pensiones, salarios o impuestos sobre rendimientos, según desveló uno de los participantes en las negociaciones citado hoy por el semanario luso «Expresso».

Entre las medidas que incluirá ese programa figuran la devolución de los recortes salariales a los funcionarios, el aumento del salario mínimo hasta alcanzar los 600 euros a lo largo de la legislatura (desde los 505 euros actuales) y la bajada del IVA a la restauración hasta el 13 %.

La izquierda también ha llegado a un acuerdo para dar marcha atrás a la privatización de la gestión de los transportes urbanos de Lisboa y de Oporto, una de las reivindicaciones defendidas por el Bloque de Izquierda y los comunistas.