EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Conflicto Rusia- Ucrania: claves de una tensión que data desde 2014

25/01/2022 | 01:45 pm


MOSCÚ.- La situación en la frontera entre Rusia y Ucrania comenzó generar alarmas en noviembre pasado, con las primeras informaciones sobre un importante refuerzo militar ruso en la zona.

Desde entonces, el grado de la retórica ha ido escalando hasta hacer temer el estallido de un conflicto a gran escala.

Estas son las claves de las tensiones que han encendido todas las alarmas en las capitales mundiales.

  • El origen de las tensiones radica en el este de Ucrania, el Donbás, donde en 2014 estalló una guerra entre el Ejército ucraniano y separatistas prorrusos apoyados por Moscú. A consecuencia de la guerra tropas rusas invadieron Crimea, donde aún permanecen aunque la comunidad internacional continúa considerando esa península bajo soberanía ucraniana.
  • El conflicto, que, según la ONU, ha causado más de 14.000 muertos en ambos bandos – tanto militares como civiles- se encuentra ahora en estado congelado a falta de cumplimiento de acuerdos de paz de Minsk, firmados en 2015.
  • Las relaciones entre Rusia y EEUU se encuentran ahora en un punto «crítico y peligroso», afirma Moscú.

Para evitar un mayor deterioro de la situación, Rusia exigió a Washington y la OTAN garantías de seguridad, que prevén, en primer lugar, un veto a la ampliación de la Alianza hacia las fronteras rusas y el cese de sus actividades en las antiguas repúblicas soviéticas, que Moscú ve como su área de influencia.

En este sentido, Moscú espera de la OTAN un documento por escrito con su postura sobre la futura arquitectura de seguridad en Europa, que debe incluir garantías de que las exsoviéticas Ucrania y Georgia nunca ingresarán en la Alianza, pese a sus anhelos de hacerlo.

  • Rusia niega planes de atacar o invadir Ucrania pese a un aumento sustancial de tropas en la frontera con el país vecino.

Según Moscú, el desplazamiento de las unidades militares dentro de las fronteras rusas es el derecho soberano del país, que no incumbe a otros estados.

  • En medio de tensiones con Ucrania y Occidente, Moscú continúa los ejercicios militares de sus tropas a lo largo de su frontera occidental.

El próximo mes están previstas maniobras conjuntas ruso-bielorrusas que comenzarán el 10 de febrero y acabarán el día 20.

Las tensiones por la presencia rusa en la frontera con Ucrania también despertaron temores en abril de 2021, cuando Kiev informó de la concentración de más de 100.000 militares rusos en la región. Según Washington, se trataba de la mayor acumulación de efectivos rusos en la frontera con Ucrania desde el conflicto de 2014.

Moscú señaló en aquel momento que realizaba ejercicios en respuesta a las «actividades militares amenazantes» de la OTAN cerca de sus fronteras, que incluían unas maniobras de la Alianza en países de Europa Oriental.

A la vez, en los meses posteriores la situación no dio motivos para temer el reinicio de acciones bélicas en la región.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, llamó esta semana a los ucranianos a no dejarse llevar por el pánico y pidió a los medios evitar el «revuelo» en torno a la situación.

«Decir cada día que mañana puede comenzar una guerra, seguramente, no ayudará a detenerla», dijo el líder ucraniano.

EFE