EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Un hombre vestido como Silver Surfer/ EFE

Comienza en San Diego el carnaval multimedia de la Comic-Con

21/07/2017 | 08:17 am


SAN DIEGO.- El carnaval multimedia y apasionado de la Comic-Con, la mayor celebración de la cultura popular en todo el mundo, abrió hoy oficialmente sus puertas en San Diego (EE.UU.) con el filme «Kingsman: The Golden Circle» como la principal atracción de las primeras horas de la feria.

El cine dominó la jornada inaugural de la Comic-Con de hoy, tras la noche previa del evento que tuvo lugar el miércoles, con las presentaciones por la tarde de las nuevas películas de la plataforma digital Neftlix: «Bright», con Will Smith como protagonista; y la adaptación del manga «Death Note».

Decenas de miles de enamorados de los cómics, el cine, las series de televisión y los videojuegos se congregarán hasta el domingo en la Comic-Con, cuyo programa incluye paneles muy esperados de la superproducción de la cadena HBO «Game of Thrones» o de los estudios Marvel y Warner Bros.

Los alrededores del Centro de Convenciones de la ciudad californiana de San Diego se vieron hoy inundados por una riada de seguidores de la Comic-Con, muchos de los cuales vestían «cosplay» (el término específico para referirse a los disfraces de sus personajes preferidos).

Y es que este macroevento del entretenimiento está especialmente diseñado para los fans, que en su día a día pueden ser tildados de «frikis» pero que aquí se sienten como en casa y, sobre todo, perfectamente comprendidos por personas similares a ellos.

Correteando por los pasillos de las instalaciones y con los ojos como platos, los asistentes de la Comic-Con pudieron comprar hoy todo tipo de objetos personalizados al milímetro sobre sus historias favoritas, desde peluches a ilustraciones pasando por abrebotellas, guitarras eléctricas o monopatines.

La Comic-Con funciona con unos códigos particulares y únicos, como si se entrara en otro mundo que sólo existe durante cuatro días en San Diego, y a casi nadie le extrañan aquí las kilométricas filas que se forman para entrar al Hall H, la enorme sala con capacidad para 6.500 personas que alberga las presentaciones más suculentas.

EFE