EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Cientos de argentinos exigen ante el Congreso que declare la emergencia social

11/05/2016 | 03:48 pm


BUENOS AIRES.- Varias organizaciones sociales convocaron a cientos de argentinos en una marcha que recorrió varias calles del centro de Buenos Aires y que rodeó el Congreso nacional para pedir que el Gobierno declare la emergencia social en el país tras los efectos de los continuos aumentos de precios.

Asociaciones barriales como Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Barrios de Pie partieron desde la avenida 9 de Julio esta mañana y caminaron hasta el Parlamento acompañados por el ritmo de las batucadas y envueltos en diferentes banderas y pancartas con un mensaje central: «Nunca más hambre».

Ya en la plaza del Congreso, los convocantes realizaron un guiso con arroz en grandes ollas, lo que generó largas colas de gente para obtener su plato.

«Basta de aumentos», rezaba el cartel de una mujer al comienzo de la marcha, que acompañaba de un gráfico con los incrementos de la canasta básica de alimentos, que según denunció el coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, complican a las familias más humildes poder llevar el pan a casa.

Para el dirigente social, las políticas acometidas por el Ejecutivo en los últimos meses demuestran que se trata de un «Gobierno de los ricos, que gobierna para los ricos» y que da cuenta de una «insensibilidad enorme», por lo que no tienen reparos, dijo, en dejar en situaciones de desamparo «a millones de familias».

Así, anunció que presentaron a un grupo de diputados un pliego de medidas con el fin de que impulsen una petición en el Congreso para que se declare la emergencia social en el país, de manera que se abaraten los precios en los supermercados.

Hasta la concentración se acercaron algunos de los diputados nacionales del opositor Frente para la Victoria (FpV) como Jorge Barreto o Federico Masso, quien denunció en declaraciones a Efe que en un país que produce alimentos para 400 millones de personas existan 13 millones de argentinos bajo la línea de la pobreza.

EFE