EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Una mujer sostiene un cartel en Ciudad de Guatemala con el que exige justicia por el asesinato de la dirigente indígena hondureña Berta Cáceres. Foto: EFE

CIDH «repudia» asesinato de la activista indígena hondureña Berta Cáceres

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos manifestó hoy «su profundo repudio» ante el asesinato de Berta Cáceres, reconocida defensora de los derechos humanos e indigenista y coordinadora general del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras

04/03/2016 | 06:17 pm


WASHINGTON.- La CIDH otorgó medidas cautelares a Cáceres en 2009 y «en repetidas ocasiones había denunciado de forma pública la situación de grave riesgo y hostigamiento en la que se encontraba», apuntó el ente.

«La Comisión Interamericana expresa su consternación y preocupación por el hecho de que este asesinato haya tenido lugar, a pesar de las medidas cautelares otorgadas a su favor y después de la última reunión de trabajo, que tuvo lugar en la sede de la CIDH el 21 de octubre», apuntó en un comunicado.

La Comisión detalló que en tal fecha la CIDH llamó la atención a la delegación del Estado «sobre la situación de riesgo de Berta Cáceres y sobre las falencias en la implementación de las medidas de protección a su favor».

«Asimismo, la CIDH consultó sobre las razones por las cuales no se adelantaba una investigación efectiva destinada a remover los factores de riesgo que perpetuaron los continuos hechos de violencia y hostigamientos en su contra», agregó la comisión.

Para hacer seguimiento a la situación de riesgo de Cáceres como beneficiaria de la medida cautelar, la CIDH envió una carta al Estado de Honduras el pasado 8 de diciembre solicitando información sobre las medidas de protección e investigación que se debían adoptar.

La Comisión aplaudió las declaraciones del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, condenando de forma contundente el asesinato de la defensora y anunciando los esfuerzos para investigar esos hechos.

«En efecto, tal como lo reconocen las autoridades, el Estado hondureño tiene la obligación de investigar este lamentable asesinato de manera seria, pronta y eficiente, e incluir líneas de investigación donde se analice como hipótesis que este crimen haya tenido como móvil su actividad como defensora de derechos humanos», aseguró CIDH.

Además de establecer la verdad de lo ocurrido, la comisión pide que esta investigación establezca responsabilidades, sancione a los autores materiales e intelectuales y no se goce de impunidad.

EFE