EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



EFE

China avanza en la carrera espacial con lanzamiento de segundo laboratorio

15/09/2016 | 12:17 pm


PEKÍN.-China dio hoy un paso más en su carrera espacial con el lanzamiento de su segundo laboratorio, el Tiangong-2, un paso crucial para que el país establezca una estación permanente alrededor de la Tierra hacia 2022.

Como estaba previsto, el Tiangong-2 (Palacio Celestial, en chino mandarín) fue lanzado con éxito a las 22.04 (14.04 GMT) del jueves desde el centro de lanzamiento de Jiuquan, en el desierto del Gobi (a unos 1.600 kilómetros de Pekín).

«El Tiangong-2 funciona con normalidad (…) La operación ha sido un auténtico éxito», aseguraron desde Jiuquan los responsables del lanzamiento, en imágenes emitidas en directo por la cadena de televisión estatal CCTV.

Tras algo menos de diez minutos el Tiangong-2 consiguió colocarse en órbita y desplegar dos paneles solares a cada lado del módulo, para establecerse primero a unos 380 kilómetros a distancia de la Tierra, si bien se prevé que más adelante se desplace a un máximo de 393 kilómetros de nuestro planeta.

El Tiangong-2 fue lanzado hoy, comienzo de los tres días del Festival del Medio Otoño de China, en un cohete Larga Marcha-2F, al que se empezó a inyectar propulsor el miércoles.

Una vez en el espacio, al laboratorio, de unos 15 metros de largo, se acoplará la nave tripulada Shenzhou-11, que será lanzada a mediados de octubre con dos astronautas a bordo.

Se espera que los astronautas, dos hombres inmersos actualmente en un intenso entrenamiento, puedan vivir acoplados al Tiangong-2 durante 30 días -un récord nacional-, en la que será la sexta misión tripulada de China tras las cinco realizadas entre 2003 y 2013.

En el laboratorio, que cuenta con dos apartados, un módulo para recursos y otro más amplio para experimentos al que se acoplará la nave tripulada, se llevarán a cabo hasta 40 proyectos.

Entre ellos, los astronautas realizarán experimentos de comunicación cuántica, mientras China empieza a recibir los datos de su primer satélite mundial de telecomunicación cuántica, el QUESS, lanzado en agosto y con el que Pekín quiere explorar el fenómeno de la teleportación.

EFE