EN VIVO UNIÓN RADIO 90.3



Una multitud rodea el féretro con los restos del Nobel de Literatura Pablo Neruda, cubierto por la bandera chilena, en la antigua sede del Congreso en Santiago de Chile (foto AP)

Chile despide a Neruda en la víspera de su entierro

25/04/2016 | 04:13 pm


SANTIAGO.- Pablo Neruda, Premio Nobel de Literatura 1971, fue despedido el lunes en la antigua sede del Congreso, un día antes de que sus restos regresen a la tumba frente al mar de la que fue exhumado hace tres años para establecer si murió de cáncer o fue asesinado en los inicios de la dictadura militar. La interrogante sigue vigente.

Es un momento histórico», dijo Rodolfo Reyes, sobrino del poeta. «Estamos cumpliendo con lo que se prometió: hacer el homenaje popular, del pueblo, de la ciudadanía para Neruda. Ustedes comprenderán que Neruda no podría haber sido sacado en forma privada y llevado directamente de la morgue a su Isla Negra», a unos 130 kilómetros al noreste de Santiago.

«Aquí caben todos, particularmente alguien que le entregó tanto en su letra, en su poesía, al mundo entero», señaló por su parte el líder oficialista Jaime Quintana.

El poeta chileno fue honrado, en el otrora edificio del Congreso, por varios grupos que incluyeron el Partido Comunista, en el que militó hasta su fallecimiento el 23 de septiembre de 1973. La muerte le llegó a Neruda un día antes de su planificado exilio en México, invitado por el presidente de la época, Luis Echeverría.

«Un poeta así, más allá de reconocimientos tan importantes como el Premio Nobel de Literatura, merece una despedida así, con la gente de su país, con quienes lo admiran como poeta, con quienes comparten su visión política, con todos aquellos que sentimos que es parte de nuestra historia y que con su palabra ayudó a que sepamos mejor cómo somos los chilenos», dijo el presidente del Senado, el oficialista Ricardo Lagos Weber.

Conocido mundialmente por sus poemas de amor, desarrolló una prolongada carrera diplomática. Fue electo senador chileno en 1945, pero tres años más tarde el entonces presidente Gabriel González Videla puso en la ilegalidad a los comunistas, por lo que el escritor pasó a la clandestinidad y salió unos años al exilio.

Sus restos permanecieron poco más de tres años en una unidad especializada del Servicio Médico Legal, donde fue sometido a varios estudios por paneles de expertos chilenos y extranjeros. Actualmente muestras de sus huesos y dientes son examinados en laboratorios en Canadá y Dinamarca.

AP